El Norte de Castilla
La Guardia Civil clausura 22 talleres mecánicos ilegales en Castilla y León
Taller mecánico inspeccionado por la Guardia Civil

La Guardia Civil clausura 22 talleres mecánicos ilegales en Castilla y León

  • Además detectaron siete locales clandestinos, sin licencia alguna, que operaban de manera fraudulenta en naves, garajes y chalés

La Guardia Civil clausuró en lo que va de año 22 talleres ilegales de reparación y mantenimiento de vehículos en la Comunidad, además de detectar otros siete locales clandestinos sin ningún tipo de licencia, tras realizar 441 inspecciones. La operación 'Taller II' buscar evitar la proliferación de establecimientos regentados por personas que, aunque cuentan con conocimientos en mecánica, ejercen la actividad sin titulación o licencia.

Este plan ha supuesto un total de 2.804 inspecciones en España, con el cierre de 128 talleres ilegales y 5.473 denuncias de carácter administrativo, sobre todo por incumplir la normativa medioambiental, carecer de licencia municipal y autorización autonómica.

Fuentes de la Guardia Civil aseguraron a la agencia Ical que el mayor número de inspecciones en la Comunidad tuvo lugar en la provincia de Valladolid, con 92, que motivaron la clausura de tres talleres ilegales y el cierre de dos locales clandestinos. Le sigue Zamora, con 73 inspecciones, que fue el territorio donde los agentes detectaron más fraude. No en vano, se ordenó el desmantelamiento de 9 talleres y tres locales.

La benemérita no llevó a cabo cierres de talleres ni establecimientos 'piratas' en las provincias de Ávila (8 inspecciones), Burgos (42 visitas) y Segovia (30 controles). En cambio, León registró la clausura de cinco talleres en las 46 inspecciones realizadas. En Salamanca, hubo 69 visitas que acabaron con el cierre de tres talleres y otro local ilegal. La operación 'Taller ' en la provincia soriana se saldó con 10 inspecciones y la clausura de un taller y un establecimiento mientras que las 71 visitas en Palencia acabaron con una actividad.

La Guardia Civil señaló a Ical que el cierre de este tipo de establecimientos se produce al detectar negocios localizados en naves, garajes privados y chalés donde hay personal que realiza labores de reparación y mantenimiento de vehículos. Los agentes realizan vigilancias discretas tras conocer la ubicación de estos supuestos negocios ilegales. Es entonces cuando detectan que los vehículos aparcados en el interior del recinto se renuevan y el trasiego es propio de un taller mecánico.

Sospechas que se certifican, posteriormente, con la inspección del interior de la nave que está acondicionado y dotado de la instrumentación y herramienta profesional necesaria para la reparación y mantenimiento de vehículos a motor como una grúa o un elevador de taller. Ante el requerimiento de los guardias, el responsable del taller ilegal no presenta las autorizaciones ni las licencias necesarias ni tampoco puede justificar que los automóviles sobre los que trabaja no son de su propiedad.

Son actividades que suponen un grave perjuicio para toda la sociedad, por cuanto ponen en riesgo tanto la seguridad vial (al realizar reparaciones carentes de control de calidad y garantía) como la medioambiental (reciclaje de productos de desecho). Además, significan una competencia desleal a los talleres legales, que cumplen todos los requisitos legales con sus licencias y autorizaciones, sin olvidar que son negocios que cometen fraude fiscal e incumplen la normativa reguladora de la Seguridad Social y de la contratación de trabajadores.

La Guardia Civil clausura 22 talleres mecánicos ilegales en Castilla y León

La operación 'Taller II' se enmarca en un acuerdo entre la Guardia Civil y las asociaciones españolas de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y de Vendedores a Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) para luchar contra las actividades ilícitas en el sector. Una colaboración que ha consistido en el asesoramiento al personal de la Benemérita para conocer los requisitos que deben cumplir las instalaciones dedicadas a la reparación y mantenimiento de vehículos, tanto desde el punto administrativo como la gestión de residuos y el régimen regulador en los ámbitos industrial y tributario.

Un compromiso que ha permitido incrementar el número de inspecciones de talleres en España que han pasado de las 61 en 2011 a las 6.548 de 2014 o las 5.473 de este año. Así mismo, las 308 denuncias formuladas por infracciones administrativas de 2011 aumentaron a 9.549 en 2014 o las 5.473 registradas en 2016 para posteriormente ser tramitadas por los órganos competentes de las diferentes comunidades autónomas.

La mayoría de las actas-denuncias interpuestas fue por vertido de residuos incumpliendo la normativa medioambiental (61 por ciento) y por carecer de licencia municipal o incumplir la normativa de industria (28 por ciento).