El Ibex, el único índice europeo que esquiva los números rojos

Gas Natural encabezó las ganancias, con una subida del 3,20%. En rojo, ArcelorMittal fue el peor, con un retroceso del 1,95%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 ha sufrido altibajos durante la sesión: comenzaba plano en el entorno de los 10.210 puntos, entraba pronto en rojo, para marcar mínimos del día en los 10.165 puntos pasadas las once y media de la mañana. Desde ahí volvió a recuperar y marcó máximos de la jornada por encima de los 10.240 puntos a las dos y media de la tarde. Desde ese momento, aún tuvo tiempo para recaer y entrar en rojo, recuperar y volver a perder posiciones. Al cierre, el indicador daba un último cambio en los 10.211,30 puntos, lo que supone una subida mínima del 0,03%. 

Este gráfico que dibujó el Ibex-35 no fue muy diferente al del Dax alemán o al del Cac 40 francés, aunque siempre mostrando un peor comportamiento que el selectivo español. De hecho, éste fue el único de entre los principales europeos que esquivó las pérdidas. El Dax alemán se dejó un 0,08%, mientras que el Ftse 100 británico retrocedió un 0,16% y el Cac 40 francés, un 0,26%. 

Gas Natural encabezó los ascensos del Ibex-35, con una revalorización del 3,20%. A continuación, Colonial, con un avance del 2,63%. Cellnex, Meliá y Amadeus se colocaron después, con ganancias de más de un punto porcentual. 

Entre los grandes valores, destacó Repsol, con un avance del 0,64%, mientras que BBVA se anotó un 0,31% e Iberdrola se apuntó un 0,12%. 

En rojo, ArcelorMittal fue el peor, con una caída del 1,95%. Después, Sabadell y Bankia, con caídas de un 1,49% y un 1,28%, respectivamente. Otras entidades financieras en negativo fueron Mapfre (-1,21%), Bankinter (-1,13%) o el Santander, que cayó un 0,34%. Entre los grandes, descensos también para Inditex, que se dejó un 0,64%, y para Telefónica, que retrocedió un 0,15%. 

Rebote para el Nasdaq

En Wall Street, números verdes. Y, en esta ocasión, más potentes en el Nasdaq, que ganaba un 0,85% al cierre de las plazas del Viejo Continente, ante la sensación de que el recorte en las acciones tecnológicas había ido demasiado lejos. Mientras el S&P 500 se anotaba un 0,35%, y el Dow Jones, apenas un 0,10%. Se ha frenado la rotación sectorial desde la tecnología a banca e industriales que propiciaron los avances hacia la reforma fiscal promovida por Donald Trump. Y eso que en Estados Unidos hubo referencias un poco regulares, como la del índice de gestores de compras del sector servicios americano, que se situó por debajo de lo esperado por los analistas, enfriándose desde los máximos de doce meses de los que partía. 

Esto, a diferencia de lo ocurrido en Europa, donde los índices de gestores de compras del sector servicios cumplieron el guion. Peor lo hicieron en el Viejo Continente las ventas minoristas del mes de octubre, que se comportaron peor de lo previsto por los analistas en el mes de octubre. 

En España, la producción industrial subió en octubre más de lo esperado. 

Con este combinado de indicadores, el euro perdió posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria cedió un 0,3% frente al billete verde, hasta el nivel de 1,1828 unidades. 

Aunque las referencias más importantes tendrán lugar mañana y el viernes en Estados Unidos, donde se conocerá el informe de empleo privado elaborado por la ADP y el informe oficial de empleo no agrícola. Se espera que mañana el primero revele la creación de 190.000 nuevos puestos de trabajo en noviembre y que el segundo el viernes muestre que 197.000 trabajadores hayan encontrado ocupación durante el último mes y que la tasa de paro se haya mantenido en el 4,1%. 

En el mercado de deuda, estabilidad: el rendimiento de los bonos americanos a diez años se mantenía en el entorno del 1,38%; el interés de los títulos españoles a diez años estaba estable en el 1,40%; y el de sus comparables alemanes, poco por encima del 0,30%. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, ganaba un 0,22%, hasta los 62,59 dólares, después de perder más de un 2% en la sesión anterior. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 0,10%, hasta los 57,4 dólares, tras perder otro 1,5% en la jornada del lunes. 

El precio del oro encadenaba una segunda sesión de pérdidas: al cierre, cedía un punto porcentual, hasta los 1.263 dólares la onza, su nivel más bajo desde agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos