La Bolsa abandona los 9.400 puntos al perder un 1,11% lastrado por la banca

La Bolsa de Madrid.
La Bolsa de Madrid. / Efe
  • Bankia es el valor que más ha caído del Ibex-35, con un descenso del 3,52%. Técnicas Reunidas ha sido el que más ha ganado, con un repunte del 1,29%

  • La prima de riesgo de Italia termina el día en los 200 puntos básicos, máximos desde principios de 2014, la de España, en los 140, su nivel más alto desde el verano pasado, y la de Francia, en los 76, máximos desde finales de 2012.

El Ibex-35 comenzó la jornada dudando entre los números rojos y los verdes, pero a partir de las doce terminó por inclinarse por las pérdidas, para acabar el día con un recorte del 1,11%, en los 9.357,30 puntos, casi sus mínimos intradiarios.

Sólo cinco valores del selectivo español se libraron de los descensos. Técnicas Reunidas fue el que más ganó, con una revalorización del 1,29%, gracias a una buena recomendación de Barclays, que le da un precio objetivo de 46,50 euros frente a los actuales 37,5 euros a los que cotiza y a los 36,14 euros que le da, de media, el consenso de analistas. Después se colocó Grifols, con un avance del 0,67%. A continuación, Red Eléctrica, que ganó un 0,15%, mientras Viscofán y Merlin Properties se anotaron un 0,05% cada uno. 

En rojo, la peor parte se la llevó la banca. Bankia fue el que más cayó, con un descenso del 3,52%, mientras que Popular, Sabadell, CaixaBank, el Santander y Bankinter retrocedieron más de dos puntos porcentuales. 

También Cellnex se dejó más de dos puntos porcentuales. Y casi un 2% perdió IAG. Más de un 1% retrocedieron Dia, Meliá, Telefónica, Indra, Mediaset y ACS. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, OHL fue el único valor que cayó más que Bankia, con un descenso del 6,47%. En verde, Ercrós fue el valor que más ganó, con un avance cercano al 8%, seguido de Urbas y Baviera, que se anotaron más de un 4%. 

En el resto de mercados europeos también dominaron los números rojos. El peor de todos los indicadores fue el Ftse Mib de Milán, con una fuerte caída del 2,21%. Después se situó el Dax alemán, con un recorte del 1,22%. El Cac 40 francés cedió cerca de un 1%. Algo mejor se comportó el PSI-20 de Lisboa, que perdió poco más de medio punto porcentual. El Ftse 100 británico, por su parte, se dejó un 0,22%. 

En el Eurostoxx 50, como en el Ibex-35, las caídas fueron especialmente importantes en el caso de los bancos, con Société Générale e Intesa SanPaolo retrocediendo alrededor de un 2,4%. Con ello, pasó completamente desapercibido el buen dato de pedidos de fábrica de Alemania del mes de diciembre, así como el índice de confianza del inversor en Europa, el Sentix, que batió expectativas. 

No hubo demasiada ayuda procedente de Wall Street, puesto que los principales índices comenzaban la sesión, o planos, como el Nasdaq o el Dow Jones, o ligeramente a la baja, como el S&P 500. 

Volvemos a hablar de primas de riesgo

Las pérdidas en las Bolsas, posiblemente, porque el riesgo político europeo cotiza cada día con más virulencia. El rendimiento de los títulos italianos a diez años avanzó desde el 2,25% hasta el 2,36%, su nivel más alto desde principios de julio de 2015. El interés de sus comparables españoles pasó desde el 1,66% hasta el 1,76%, su nivel más elevado desde principios de 2016. El interés de los títulos portugueses eran los terceros que más subían, hasta rozar el 4,20% desde poco por encima del 4,10%. El rendimiento de los bonos italianos pasaba del 1,08% hasta el 1,13%, su nivel más alto desde mediados de 2015. 

Ello contrastaba, a su vez, con la caída que observábamos en el interés de los bonos más seguros. El rendimiento de los títulos alemanes a diez años bajaba desde el 0,41% hasta el 0,36%. El de sus comparables estadounidenses retrocedía desde el 2,46% hasta el 2,43%. 

Con ello, las primas de riesgo de la deuda de la periferia en comparación con la alemana se ampliaban con fuerza. La de España, desde los 125 hasta los 140 puntos básicos, su nivel más alto desde junio del año pasado. La de Italia llegaba hasta los 200 puntos básicos, máximos desde principios de 2014, desde los 185 del cierre del viernes. La de Francia pasaba desde los 65 hasta los 75 puntos básicos, su nivel más elevado desde finales de 2012. 

El euro perdía posiciones respecto al billete verde: la moneda única comunitaria retrocedía al cierre un 0,42%, hasta el nivel de 1,0737 unidades. 

El mercado se ve afectado por la apuesta explícita de la candidata francesa de extrema derecha, Marine Le Pen, por celebrar un referéndum para sacar a Francia de la Unión Europea y recuperar la soberanía monetaria, es decir, por recuperar el franco. Además, Italia también constituye una amenaza, puesto que podrían celebrarse comicios este año y allí hay tres fuerzas contrarias al euro. Por no hablar también de Holanda, donde los expertos dan por segura la victoria de la extrema derecha. Si se pone en peligro a la moneda única, los países más afectados son los que más beneficios han sacado de su pertenencia, sobre todo en los últimos tiempos, gracias al apoyo del Banco Central Europeo, que ha logrado reducir al mínimo sus costes de financiación. De ahí que las primas de riesgo más sensibles sean la española, la italiana, la portuguesa, además de la griega. 

Más allá de eso, los expertos de JP Morgan prevén una caída del 10% en el euro, hasta el nivel de 0,98 contra el dólar, si finalmente gana Le Pen. Sería un porcentaje superior al del 6% que cayó después de las elecciones griegas de 2012. 

El aumento del riesgo en los mercados provocó una subida del precio de la onza de oro: avanzaba un 0,7% al cierre de la sesión, hasta rozar los 1.230 dólares la onza, su nivel más alto desde el mes de noviembre.

En cambio, vimos una caída del precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,30%, hasta los 56,07 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, perdía un 0,3%, hasta los 53,68 dólares. 

Temas