La banca, pese al lastre del Popular, reanima las compras en el Ibex

La Bolsa de Madrid.
La Bolsa de Madrid. / Efe
  • La Bolsa sube un 0,60% en la última sesión de la semana, hasta los 9.462,70 puntos

  • El buen dato de empleo estadounidense de enero ha reactivado el optimismo en Wall Street

Tras un arranque de semana a la baja, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, logró acabar la última sesión semanal con un tono positivo. Cerró la jornada del viernes con una subida del 0,60%, hasta los 9.462,70 puntos. Banco Santander (+0,87%) y BBVA (+0,90%) fueron los dos valores que tiraron de la bolsa nacional y, al tener mayor capitalización, amortiguaron la caída del 7,43% de Banco Popular. La entidad presidida por Emilio Saracho ya se dejaba un 7% en la apertura tras presentar este viernes unas pérdidas en 2016 de 3.485 millones de euros, una cifra peor de lo que esperaban los analistas. Esto después de acometer dotaciones por activos inmobiliarios por más de 4.000 millones de euros.

El acelerón del Ibex-35 y de las demás plazas europeas llegó con la apertura del mercado americano. Los inversores de Wall Street habían optado esta semana por la cautela ante la falta de referencias claras. Esta llegó hoy viernes con los datos de empleo para enero, los primeros de la era Trump. La economía estadounidense creó 270.000 puestos de trabajo en el primer mes del año, una cifra muy superior a la estimada por los analistas, que anticipaban solo un alza de 180.000. Aún así, la tasa de paro repuntó ligeramente al 4,8 desde el 4,7 por ciento de diciembre.

Pero lo que está sentando bien a la bolsa española es el contagio de positivismo del sector financiero norteamericano. Está previsto que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump comunique hoy un decreto ley que revise la Ley Dodd-Frank. La normativa fue la respuesta de Barack Obama a la crisis financiera y obligaba a una mayor regulación de la industria financiera. Su revocación o, al menos modificación, era una de las principales expectativas con el nuevo gobierno y un principal catalizador para la banca. El sector norteamericano lideraba las alzas de Wall Street.

En España el sector ha añadido 23 puntos al índice. Además de los anteriormente mencionados, cabe destacar el 1,39% que subió el Sabadell y el 1,23% de CaixaBank. Esta última sigue cosechando beneficios en bolsa tras los resultados presentados el jueves. Pese a decepcionar en cuanto a las expectativas y rebajar su margen de intereses aumentó en el ejercicio del año pasado un 28% sus beneficios respecto a 2015.

Los mejores valores del Ibex-35 fueron Indra (+2,27%) tras conocerse que planea recortar unos 500 puestos de trabajo ante la opa lanzada sobre Tecnocom, Melía Hotels (+1,90%) y Merlin Properties (+1,76%). Los peores, bastante por detrás del Popular, fueron ArcelorMittal (-2,32%) y Cellnex (-1,77%).

Pese a ello, el selectivo español no logró cerrar la semana en positivo, al ceder un 0,44%, como tampoco lo hicieron las principales plazas europeas. La excepción fue el FTSE 100 londinense, que salvó la semana con una subida del 0,05. Aunque el FTSE MIB italiano lideró las compras de hoy, en la semana cede un 1,10%. Más perdió el Dax alemán, aunque esta sesión recuperó un 0,20%.

Un contraste de sensaciones con el arranque de la sesión. Primaba la cautela a primera hora. El Ibex-35 abrió casi plano en sintonía con los mercados asiáticos. En China, los inversores volvieron al trabajo tras una semana de vacaciones por el Año Nuevo Chino y lo hicieron optando por las ventas después de que el Banco Central de China elevase esta madrugada los tipos de interés, lo que llevó al Shanghái Composite a perder un 0,3%.

En el mercado de divisas, el euro ganó cierto terreno frente al dólar. Al cierre europeo, la divisa comunitaria se intercambiaba por 1,0791 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, el de referencia en Europa, se ha mantenido estable en la semana, en los 56,85 dólares el barril.