Trump mete miedo y el dinero huye de la Bolsa

La Bolsa de Madrid.
La Bolsa de Madrid. / Efe
  • CRÓNICA DE CIERRE

  • El Ibex retrocede un 1,5% y cierra en los 9.361 puntos en su peor sesión en dos meses

  • Ha sido arrastrado por Wall Street y con prácticamente todos los valores en negativo

Sesión de fuertes caídas en los mercados de renta variable europeos. El selectivo español comenzó la jornada rondando los 9.450 puntos, para caer hasta los 9.420 puntos, nivel en el que se estabilizó hasta las tres y media de la tarde, momento en que dio otro bajón, para cerrar la sesión en los 9.361,30 puntos, lo que supone un descenso del 1,5%. El selectivo español no caía tanto desde el 10 de noviembre, dos días después de las elecciones americanas.

El peor de todos los indicadores fue el Ftse Mib de Milán, que perdió cerca de un 3%, afectado por las noticias sobre Unicredito, que ha reconocido que no cumplirá con los requisitos del Banco Central Europeo en 2016. Al cierre, los títulos de la entidad cedían alrededor de un 5,5%. Después se colocó el PSI-20 de Lisboa, con un descenso del 2,79%. El Cac 40 francés, por su parte, se dejaba un 1,14%. El Dax alemán, mientras, perdió un 1,12%. El Ftse 100 británico lo hizo un poco mejor que el resto, al retroceder un 0,92%. 

Sólo tres valores del Ibex-35 lograron esquivar los descensos: Merlin Properties y el Sabadell, ambos con ganancias de un 0,29%, mientras que Mediaset se anotaba un 0,13%. Entre los mejores, pero ya en negativo, sólo Dia, Gas Natural, Enagás y Bankinter lograron ceder menos de medio punto porcentual. Bankia, por su parte, se dejó un 0,61%, tras presentar sus resultados de 2016. 

El peor fue ArcelorMittal, que se dejó un 3,05%. Después, varias entidades financieras: CaixaBank y el Popular, que retrocedieron un 2,94% y un 2,53%, respectivamente. A continuación, IAG, Repsol y ACS, los otros tres valores que perdieron más de un 2%. Entre los grandes, también Santander se colocó entre los peores, al retroceder un 1,87%. También Iberdrola, BBVA y Telefónica se dejaron más de un punto porcentual. En el Eurostoxx 50, sólo se salvaron dos valores de las pérdidas: Sanofi, que ganó un 0,40%, y Essilor, que cerró en tablas. En rojo, el peor, Intesa SanPaolo, que perdió un 3%. 

El tirón bajista del último tramo de la sesión se debió a la apertura a con pérdidas de Wall Street. Los indicadores de la Bolsa de Nueva York retrocedían alrededor de un punto porcentual cuando se aproximaba la hora del cierre de los parqués europeos. Ello, pese a que los gastos de ingresos y gastos personales del mes de diciembre respondieron a las expectativas del mercado, mientras que las preventas de viviendas también se comportaron bien, al igual que el índice de actividad de la Fed de Dallas.

Lo que contaminaba el ambiente era Donald Trump y las decisiones que ha tomado en sus diez primeros días al frente de la primera economía del mundo, tanto las que tienen que ver con el comercio mundial como las que ponen freno a la inmigración. Las medidas aislacionistas de Trump hacen sombra a las que buscan acelerar el crecimiento, respecto a lo que, por el momento, no ha realizado ninguna acción concreta.

El único guiño en ese sentido lo lanzaba este mismo lunes, al manifestarse a favor de la retirada de la reforma financiera Dodd-Frank de Obama, debido a que, en su opinión, pone difíciles los negocios. Pero esos negocios, desde los tecnológicos de Sillicon Valley hasta la industria automovilística de Detroit, pasando por el poderosísimo Goldman Sachs, se han manifestado contra las normas anti-inmigración del Gobierno de Trump.

Tipos a la baja en los bonos seguros y al alza en los de la periferia europea

Por esa razón, el rendimiento de la deuda americana a diez años cayó y se alejó del 2,5%. Y también a la baja se movía el interés de los bonos alemanes, para situarse por debajo del 0,45% que conquistaba el viernes. Los inversores, pues, pueden estar apostando por cierto refugio, o porque los estímulos al crecimiento de Trump vayan a verse contrarrestados por el freno que puede llevar consigo el proteccionismo.

Pero en el resto de Europa vimos tirones al alza en los intereses de la deuda, en especial en los países de la periferia, sobre todo en Portugal y en Italia. La rentabilidad de los bonos italianos subía desde el 2,20% hasta el 2,30%, el nivel más alto desde mediados de 2015, coincidiendo con la más reciente crisis griega que casi termina con una ruptura del euro. Y hablando de esto, este fin de semana, las derechas italianas han protagonizado una manifestación a favor de una convocatoria inmediata de elecciones cuyo objetivo sería la recuperación de la soberanía por parte del Estado italiano, de sus fronteras y también de su política monetaria. 

El interés del bono francés a diez años llegaba hasta el 1,05%, también máximos desde mediados de 2015. Ello, después del triunfo del ala izquierdista del Partido Socialista Francés en las primarias, con la candidatura de Benoît Hamon, lo que deja mejor posicionado a Emmanuel Macron para enfrentarse a Marine Le Pen en la segunda vuelta de las presidenciales que tienen lugar esta primavera. Le Pen lideraría la primera vuelta, según una reciente encuesta con más del 25% de los sufragios. Ello también se considera un riesgo para la Unión Europea y para la zona euro. 

La prima de riesgo de España subió desde los 111 hasta los 117 puntos básicos, un nivel que no llega a los máximos de principios de enero por encima de los 120 puntos básicos, ni a los de finales de noviembre, cuando superaba los 130 puntos básicos. La prima de riesgo de Italia se ampliaba desde los 177 hasta los 187 puntos básicos, niveles idénticos a los máximos que marcaba a finales de noviembre antes del referéndum sobre la reforma constitucional. La prima de riesgo de Francia pasaba desde los 55 hasta los 60 puntos básicos, niveles máximos desde 2014. 

En el mercado de divisas, el euro, que comenzaba la sesión cambiándose por cerca de 1,074 unidades, marcó mínimos a las dos de la tarde en el entorno de 1,062 unidades. Al cierre, volvía a la cota de 1,07 unidades. En el mercado de materias primas, segunda sesión consecutiva de avances: el precio de la onza subía un 0,44%, hasta los 1.196 dólares. En cambio, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,29%, hasta los 55,26 dólares. El de West Texas, de referencia en EE UU, perdía cerca de un 0,4%, hasta situarse por debajo de los 53 dólares.

.

Temas