La Junta destina 1,7 millones para empresas que formen desempleados con compromiso de contratación

Una oficina de empleo en Castilla y León/Antonio Tanarro
Una oficina de empleo en Castilla y León / Antonio Tanarro

Las ayudas apoyan la incorporación de al menos un 50% de participantes formados con la cualificación específica que requieren las compañías y no encuentran en el mercado laboral

ICAL

La Consejería de Empleo, a través del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECYL) destinará 1.700.000 euros a las empresas de la Comunidad que impartan formación profesional específica a personas desempleadas, con el compromiso de contratación de, al menos, el 50 por ciento de los participantes durante el curso 2018-2019. El presupuesto se distribuye en dos anualidades, con una inversión de 1.050.000 euros prevista para 2018, mientras que en 2019 se contempla un gasto de 650.000 euros.

La convocatoria tiene como finalidad financiar los gastos realizados en la ejecución de las acciones de un programa de formación profesional específica impartida por empresas que asumen el compromiso de contratar por lo menos a la mitad de las personas formadas. Con esta convocatoria se da continuidad a la anterior para el curso 2016-2017.

Las subvenciones se conceden en régimen de concesión directa por orden de entrada. Al tratarse de ayudas plurianuales, se podrán solicitar hasta el 30 de abril de 2019 y el periodo para el desarrollo de las acciones de formación y compromiso de contratación comprende desde la aprobación de la ayuda hasta el 31 de julio de 2019.

El objetivo es facilitar a las empresas que tengan la necesidad de cubrir puestos de trabajo en sus centros ubicados en la Comunidad, la incorporación de trabajadores con la cualificación específica necesaria para el desempeño de los puestos de trabajo específicos que busca la empresa y que no encuentra en el mercado.

Las empresas beneficiarias de las subvenciones de este programa han de incorporar el 50 por ciento del total de alumnos que participen en las acciones formativas en el mes siguiente a la finalización de la formación. Los contratos tendrán una duración mínima de seis meses si la jornada de trabajo es a tiempo completo; nueve meses para la jornada de trabajo a tiempo parcial igual o superior al 75 por ciento y doce meses para la jornada de trabajo a tiempo parcial igual o superior al 50 por ciento e inferior al 75 por ciento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos