Estos son los productos que encarecen la cesta de la compra en la región

Un grupo de personas hace la compra en el mercado./E. R. A.
Un grupo de personas hace la compra en el mercado. / E. R. A.

Los precios de estos alimentos subieron en un año entre cuatro y seis veces más que el IPC

Elisa Campillo
ELISA CAMPILLOValladolid

Llenar el carro de la compra en Castilla y León es ahora más caro que hace un año. En general, el índice de precios al consumo (IPC) avanzó en Castilla y León el 1% en abril en relación al mismo mes del año pasado.

Los grandes culpables son la fruta, los huevos y el pescado, los que más encarecieron la cesta de la compra. En concreto, el precio de la fruta fresca se incrementó el 6,6% en la región en el mes de abril con respecto al mismo mes del año pasado, seis veces más de lo que subieron los precios en general. Los huevos también tiraron hacia arriba en la factura, pues su precio creció el 5,9%. Comprar pescado en la comunidad, tanto fresco como congelado, era en abril el 4,7% más caro que un año antes. También se elevaron de manera considerable los precios de las bebidas alcohólicas (4%), de los aceites y grasas (3,7%) o de los crustáceos, moluscos y preparados de pescado (3%).

Más allá del carrito del supermercado, crecieron de manera importante los precios de los carburantes y combustibles, que en el mes de abril costaban el 4,4% más que un año antes. De hecho, durante el mes de abril, los precios del gasóleo y la gasolina se fueron incrementando semana tras semana con respecto a los de un año antes, una tendencia al alza que se mantiene desde mediados de marzo y que sigue vigente.

Además, el la subida del precio de los carburantes tiene sus consecuencias en servicios que dependen directamente de ellos, como los transportes, que en Castilla y León se encarecieron el 2,2% con respecto a un año antes. Otros productos y servicios que vaciaron más rápidamente el bolsillo de los habitantes de la región fueron las comunicaciones (2,8%), los servicios para el hogar (2,5%) y el calzado de mujer (2,2%).

Sin embargo, hay otros productos de consumo habitual cuyos precios son más baratos que hace un año. Las patatas y sus preparados añaden un mes más en niveles inferiores a los del año pasado. En el último, cayeron el 14,3% con respecto a abril de 2017. También bajó de precio el azúcar, que era el mes pasado el 4,2% más barato que hace un año y las legumbres y hortalizas frescas, que cuestan el 4,1% menos.

Los textiles y accesorios para el hogar, los objetos recreativos y los electrodomésticos y reparaciones también vieron reducidos sus precios con respecto a 2017. Destaca además la caída de los precios del ocio y la cultura, que se recortaron el 1,3% en comparación con los del año pasado.

El avance que experimentaron los precios en Castilla y León en abril en relación al mismo periodo del año pasado es igual al que se registró en el mes de marzo, y un repunte más elevado que los anotados en enero y en febrero, cuando el IPC se incrementó el 0,5% y el 0,8% en la región, respectivamente.

Tendencia previa

En cualquier caso, la inflación se mantiene en 2018 en niveles inferiores a los de 2017, cuando, salvo en diciembre, el resto de año la subida de los precios superaba siempre el 1,5% y llegó incluso a alcanzar avances del 3,6%. El año pasado, los precios en Castilla y León pegaron un fuerte impulso después de haber pasado prácticamente todo el 2016 a la baja.

En el conjunto de España la tendencia que han seguido los precios en los últimos años es muy similar a la de Castilla y León, aunque ligeramente más moderada que la de la región (subidas y bajadas más cercanas a cero). Sin embargo, esta tendencia se ha invertido desde este año, cuando el incremento interanual de los precios ha sido, los cuatro meses, más fuerte en el conjunto de España que en la región. En abril, los precios se incrementaron el 1,1% en el conjunto del país con respecto a hace un año.

Aunque la variación de los precios se mueve en unos valores más o menos homogéneos, sí que se aprecian diferencias según las provincias. En abril, la inflación se notó más en León y en Soria, con alzas en los precios del 1,4% y del 1,2%, respectivamente. Las subidas más moderadas se produjeron en Zamora, donde el IPC avanzó el 0,8%, y en Valladolid y Burgos, ambas con alzas del 0,9%.

Hacer la compra es también más caro que hace un mes, pues los precios en abril se incrementaron en la región, de media, el 0,8% con respecto a marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos