Castilla y León vuelve a liderar en 2017 la producción nacional de vehículos con más del 20%

Pilar del Olmo, entre Arancha Mur, de Anfac, y José Portilla, de Sernauto./EL NORTE
Pilar del Olmo, entre Arancha Mur, de Anfac, y José Portilla, de Sernauto. / EL NORTE

Sernauto y Anfac presentan a la consejera de Economía la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción

Á. BLANCOVALLADOLID

Castilla y León volvió a ser en 2017 la comunidad española con un mayor peso de la automoción, tanto en número de fabricantes, como en producción, facturación y empleo. Según los últimos datos en poder de la patronal del sector, Anfac, las cuatro plantas ensambladoras instaladas en Valladolid, Palencia y Ávila (pertenecientes a Renault, Nissan e Iveco) fabricaron el año pasado más de 582.000 vehículos, lo que significa que lideraron de esta forma la producción nacional con más del 20% del total, que ascendió a 2,84 millones de vehículos. La cifra regional de fabricación está en torno al 4% por debajo de la del ejercicio anterior.

Las cuatro factorías de Castilla y León y las cerca de 180 empresas de distintos niveles proveedoras de componentes y piezas representan una cuarta parte del PIB industrial de la comunidad y en torno al 50% de sus exportaciones. Todo ello genera más de 35.000 empleos directos.

En la jornada de hoy, José Portilla, director general de Sernauto, y Arancha Mur, directora del área económica y logística de Anfac presentaron a la Consejera de Economía y Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, las principales conclusiones de la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción en una reunión en la que también participaron José Rebollo y Ernesto Salas, presidente y vicepresidente del clúster de automoción de Castilla y León (Facyl).

La Agenda Sectorial, elaborada por las patronales de fabricantes y de proveedores de automoción, así como KPMG, es un documento fruto de la colaboración público-privada orientada a la mejora de la competitividad del país. Dicha agenda incluye una hoja de ruta con propuestas específicas para potenciar a industria de automoción. En este sentido, se proponen ‘20 medidas para 2020’, «dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad», explicaron desde Anfac. Estas medidas se enmarcan dentro de siete líneas de acción prioritarias: productividad y flexibilidad; logística; fiscalidad y financiación; I+D+i; capital humano; internacionalización y regulación.

A pleno rendimiento, las plantas de vehículos y componentes podrían crear 80.000 nuevos empleos

«La consecución de las medidas y objetivos establecidos tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española –señalan las asociaciones en un comunicado– . Se estima que la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes provocaría un efecto impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más del 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 empleos directos e indirectos».

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, manifestó que «la automoción es un sector estratégico para Castilla y León, al que se viene apoyando desde la Junta por su efecto tractor para la economía autonómica y su trascendencia en términos de empleo». En este sentido, «la Junta ha colaborado en el afianzamiento de los polos industriales vinculados a la producción de vehículos y continuará haciéndolo para incrementar su competitividad de la mano de la innovación y los avances en materia de industria 4.0», añadió.

Aunar esfuerzos

José Portilla destacó que «Castilla y León cuenta con una fuerte implantación de fabricantes de equipos y componentes, que genera casi el 10% del empleo en dicha comunidad. De ahí la importancia de seguir aunando esfuerzos para fomentar el crecimiento y la competitividad de este sector que tanto aporta a la economía y la sociedad española».

Arancha Mur afirmó que «tenemos una industria de la automoción de la que pocos países pueden presumir: somos el segundo fabricante europeo de vehículos y el octavo mundial». «Tenemos por delante un tiempo de profundos cambios en el modelo de movilidad y las diferentes administraciones, los agentes sociales y la industria, hemos de empujar en la misma dirección», señaló.

El clúster de automoción de Castilla y León, Facyl, presente también en la reunión de ayer, está integrado en la actualidad por 61 empresas y cuatro centros de conocimiento que suman en su conjunto más del 78% de la facturación del sector de automoción de Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos