El número de ricos se dispara en Castilla y León

FOTOLIA

El tramo de contribuyentes que ganan más de 601.000 euros es el que más crece en la región

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Todos los tramos de contribuyentes del IRPF en Castilla y León salieron beneficiados en la campaña de la declaración de la renta del año pasado (la correspondiente al ejercicio de 2015), es decir, a quienes les salió a devolver recibieron más y quienes tuvieron que pagar abonaron menos. Según el informe difundido este mes por la Agencia Tributaria, la cifra de personas con ingresos bajos o muy bajos disminuyó (ligeramente), mientras que la de quienes más ganan creció, y lo hizo más cuanto mayores fueron sus ganancias. En particular, se incrementó el número de declarantes con ingresos superiores a 600.000 euros, que subió el 46% con respecto al ejercicio anterior.

Las 1.238.177 declaraciones de la renta presentadas en la región (con 1,47 millones de titulares) supusieron un aumento de casi el 1%, tres décimas por encima de la media nacional. Pero este incremento fue de lo más dispar si atendemos a los ingresos declarados. El medio millón largo de ‘inframileuristas’ (menos de 12.000 euros de renta anual) disminuyó en quince mil personas 2,9%; el tramo siguiente (hasta 21.000 euros) se mantuvo prácticamente estable (-0,5%) y todos los demás, aumentaron. En algo más de cinco mil contribuyentes la ‘clase media-baja’ (entre 21.000 y 30.000 euros);en casi veinte mil la ‘clase media’ (entre 30 y 60.000) y en dos mil seiscientos integrantes la ‘clase media-alta’ (hasta 150.000). En el caso de estos dos últimos tramos, el crecimiento porcentual fue del 11%.

A partir de ahí, vinieron los aumentos más llamativos. Del 27% en el grupo de entre 150.000 y 601.000 euros de ingresos (404 declarantes más, hasta un total de 1.888); y del 46% en el tramo de más de 601.000 euros (30 contribuyentes más, hasta totalizar los 95 castellanos y leoneses que en el ejercicio de 2015 ingresaron más de cien millones de las difuntas pesetas).

Mientras el grupo más alto de declarantes del IRPF aumenta el 46%, el de quienes ingresan menos de 12.000 euros mengua el 2,9%

Habituados a que en la comunidad autónoma los registros que tienen que ver con las remuneraciones, ingresos, ganancias y dinero en general crezcan o mejoren por debajo de la media (como de hecho sucede en los tramos bajos del IRPF), la comparación con el conjunto de España choca más aún.

Los ‘súper ricos’ crecen menos en todo el país (el 34%) y los ‘ricos’, también (18%). Mientras tanto, los de menos de 12.000 euros disminuyen lo mismo (-2,9%) y el siguiente tramos, el de 12.000 a 20.000 euros, bajan el 3,8%en España frente al 0,5% de la región.

En cuanto al resultado de las declaraciones, todos los tramos salieron beneficiados, pero mientras para unos la mejora fue de apenas el 1% (o tres euros de devolución más), para otros llegó al 88%. Este último caso es el de quienes ingresaron entre 30.000 y 60.000 euros, que en 2014 obtuvieron una media de 141 euros de reembolso y el año siguiente recibieron 265, es decir, 141 más.

Los autónomos declaran la mitad de ingresos que los asalariados

En realidad, algo menos de la mitad. La estadística de declarantes del IRPF revela que el millón largo de contribuyentes de Castilla y León con rendimientos del trabajo dieron como resultado una media de 18.156 euros en el impuesto correspondiente al ejercicio de 2015 (el cumplimentado el año pasado). Son, exactamente, 888 euros más que la media del periodo anterior, que fue de 17.268 euros (5,1%). Son, también, 2.003 euros menos que la media nacional de rendimientos del trabajo, que es de 20.159 euros, según la Agencia Tributaria.

Frente a esto, las 186.175 declaraciones de la renta de castellanos y leoneses con rendimientos de actividades económicas arrojaron una media de 8.445 euros cada una, el 12,6% más que los 7.500 euros redondos del ejercicio anterior. De la comparación podría decirse que mientras el asalariado medio ingresa bastante más que el autónomo medio, a este último le fue el año el doble de bien que al primero. Ahora bien, un vistazo al rendimiento de actividades económicas medio del conjunto de españoles desvela que fue de 9.179 euros, con lo que el castellano y leonés si situó el 8% por debajo.

El tramo siguiente, de 60.000 a 150.000 euros, es a partir del cual empieza la Agencia Tributaria a ingresar (declaraciones positivas). Abonaron una media de 1.491 euros, el 7%menos. El grupo siguiente (hasta 600.000 euros), pagó el 3% menos y el más alto disfrutó de una rebaja del 24%, ya que contribuyó con 192.273 euros de promedio, 62.000 menos que un año antes. El conjunto de declarantes de la comunidad arrojó un resultado medio favorable del 6,7%.

El informe de la Agencia Tributaria aporta otras informaciones de interés, como que 252.456 castellanos y leoneses se aplicaron desgravación por vivienda habitual, con una media de 677 euros mientras que solo 83.728 se beneficiaron de las deducciones de la Junta, con una media de 416 euros. Eso sí, la deducción autonómica media del conjunto de España fue bastante menor, de 232 euros.

Fotos

Vídeos