Castilla y León gana 129 millonarios en cuatro años, pero recauda 7,2 millones menos

Vestíbulo de la delegación de la Agencia Tributaria en Castilla y León. / GABRIEL VILLAMIL

Los 7.510 declarantes de Patrimonio de la región poseen una media de 2,12 millones de euros

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Las personas que tienen un patrimonio superior a 700.000 euros (en depósitos, acciones, joyas, inmuebles, etc.) sin contar el valor de su vivienda habitual (siempre que esta valga menos de 300.000 euros) están obligados a abonar el Impuesto sobre el Patrimonio, un tributo que gestiona la Agencia Tributaria y cede a las comunidades autónomas. En Castilla y León presentaron declaración el año pasado (por el ejercicio de 2015) 7.510 contribuyentes, que dejaron en las arcas públicas una recaudación de 29,66 millones de euros. Si comparamos estas cifras con las del año anterior, son 63 declarantes menos y 2,16 millones menos.

Sin embargo, si la comparación se realiza con la estadística de cuatro años antes, es decir la del ejercicio de 2011 (cuando volvió a instaurarse este impuesto, con parámetros diferentes, después de tres años suprimido), los resultados son bien distintos, así como llamativos. Castilla y León ha visto cómo la cifra de millonarios ‘en bruto’ se ha incrementado en 129 personas que declaran un patrimonio total el 1% mayor que entonces (la media es el 0,8% menor) pero tributan el 19,6% menos, lo que traducido a millones de euros son 7,22.

De acuerdo con los datos difundidos por la Agencia Tributaria, esos 7.510 declarantes de Patrimonio con que cuenta la comunidad autónoma tributaron por un total de 15.949 millones de euros, lo que supone que atesoran 2,12 millones por cabeza. Supone también que en Castilla y León viven el 3,98% de los ‘ricos’ de España y que sus fortunas juntas representan algo menos, el 2,73% del total. Es decir, que mientras en el conjunto de España los más pudientes disfrutan de un patrimonio medio de 3,08 millones, en la región el promedio es 964.120 euros menor.

La evolución de 2014 a 2015 en el caso del país fue bien distinta a la de la comunidad. En España, los 188.680 contribuyentes pagaron el Impuesto sobre el Patrimonio el 3,7% más que el año anterior y declararon un patrimonio de 582.612 millones de euros, el 4,8% mayor. En Castilla y León los declarantes se redujeron el 0,9% y lo declarado, el 0,5%.

Diferencias autonómicas

El Impuesto sobre el Patrimonio suele ser objeto de polémica ya que mientras unos preferirían que recaudase más, otros alegan que debería suprimirse por considerarlo una doble tributación. A la hora de la verdad, los diferentes enfoques de unas y otras autonomías lo convierten en un ejemplo más de la desigualdad de la patria. Según pone de manifiesto el Panorama de la Fiscalidad Autonómica 2016 del Registro de Economistas Asesores Fiscales, mientras Madrid tiene una bonificación del 100%, La Rioja del 50% y en el País Vasco y Navarra también existen regulaciones especiales, en Aragón el mínimo exento se rebajó a 400.000, en Cataluña y Extremadura a 500.000 euros y en la C. Valenciana, a 600.000, frente a los 700.000 propuestos por la Agencia Tributaria.

Por otro lado, la inversión preferida por quienes más pueden permitírselo es la mobiliaria, que concentra 11.847,20 millones de euros de los contribuyentes de Castilla y León, es decir el 74,2% del total. De ellos, 4.057,75 millones están en valores negociables (acciones, deuda pública, bonos, etc.) y los otros 7.789,45 millones, en valores no negociables (depósitos –2.027,5 millones–, obligaciones y acciones que no cotizan en los mercados).

Además, los declarantes castellanos y leoneses de Patrimonio cuentan con una inversión en inmuebles por valor de 3.129,42 millones de euros, sobre todo urbanos (2.979,83 millones).

Del análisis de los contribuyentes en función de su sexo se obtienen también resultados interesantes, como que con hombres 3.767 y mujeres, 3.743;es decir que ganan ellos por un ajustadísimo 50,15%, o 24 personas. Sin embargo, mientras los hombres declaran un patrimonio medio de 2,28 millones de euros, el de las mujeres es de 1,95 millones, el 14% más modesto.

Fotos

Vídeos