El Norte de Castilla

Del Olmo admite «satisfacción» por acordar el 0,6% de déficit pero insiste en cambiar el modelo de financiación

Pilar del Olmo, momentos antes de presentar la Contabilidad Regional de Castilla y León correspondiente al tercer trimestre
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, momentos antes de presentar la Contabilidad Regional de Castilla y León correspondiente al tercer trimestre. / EFE
  • La consejera de Economía y Hacienda ha vuelto a cargar contra el actual sistema que para Castilla y León es «malo malísimo»

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, ha mostrado su «satisfacción» por el acuerdo alcanzado de situar el objetivo del déficit en el 0,6%, aunque ha vuelto a reclamar un cambio del modelo de financiación para que las «entregas a cuenta» no lastren las cuentas de la comunidad.

Así se ha manifestado Del Olmo, en declaraciones recogidas por Europa Press, después de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que se ha celebrado en Madrid, una reunión «satisfactoria» en la que Castilla y León ha votado «a favor» ya que, aunque se trataba de un «logro escaso», hay que valorar que por «primera vez» el Gobierno se haya mostrado «flexible» a las peticiones de las Autonomías.

«Es la primera vez que se parte de una propuesta del 0,5 y se amplía después al 0,6 para el año 2017 lo que es de agradecer porque hasta ahora se había sido inflexible en cuanto al objetivo del déficit», ha incidido la consejera para reconocer que hubieran «querido más» porque las autonomías realizan «un tercio» de todo el gasto público de España y «nunca llegamos» a tener ese objetivo de déficit.

No obstante, ha insistido en que «partíamos» en 2015 con un objetivo de déficit para 2017 del 0,1 por ciento, en abril se «mejoró» al 0,5 y ahora «no dejamos» de tener una décima más, de ahí que la decisión haya sido apoyada por una «buena mayoría» de las Autonomías.

Del Olmo, que ha reconocido la buena «mano» y «cintura» de una vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que «sabe negociar», ha vuelto a cargar contra el actual modelo de financiación que para Castilla y León es «malo malísimo». «Desde Castilla y León no estamos pidiendo más déficit sino una mejor financiación porque nosotros no hemos podido configurar los presupuestos porque las entregas a cuenta que nos comunicaron en el mes de octubre nos bajan de manera considerable», ha explicado.

En este sentido, ha asegurado que, aunque la décima a debate supone 56 millones más para las arcas autonómicos, «cantidad que sirven para pagar un mes la farmacia», lo más «importante» es que «nos den» una «buenas entregas» a cuenta como consecuencia de una buena evolución económica que se ha puesto de manifiesto «en el día de hoy» y eso tiene que «repercutir» en el modelo de financiación y en los ingresos de las Autonomías.