Récord de Iberaval en financiación a las pequeñas y medianas empresas

José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval.
José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval. / EL NORTE

Alcanzó a 30 de junio un volumen de préstamos en vigor con las pymes por valor de 638,2 millones de euros, a partir de 12.771 operaciones

EL NORTEValladolid

Iberaval marcó, a 30 de junio, su récord de actividad al alcanzar un volumen de préstamos en vigor con las pymes por valor de 638,2 millones de euros, a partir de 12.771 operaciones, lo que representa el máximo en el histórico de la sociedad de garantía (SGR), que durante la primera mitad de 2017 ha rebasado la barrera de los 25.000 socios.

El presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez, ha señalado que el tope precedente en la SGR castellano y leonesa databa del año 2009, cuando se superaron los 629,4 millones de euros en financiación dispuesta a las empresas socias de la entidad, y ha considerado que, «dado el dinamismo en la operativa, es probable que ese importe siga aumentando en los próximos meses».

Álvarez ha destacado este logro durante la celebración del consejo de administración de Iberaval, que ha servido para analizar los datos referidos a los seis primeros meses del año, durante los cuales se han formalizado 2.000 operaciones por valor de 116 millones de euros, con un crecimiento del 8%. Ese avance tiene mucho que ver con la fortaleza que demuestra Iberaval en cuanto a su volumen de socios, 25.347 (124 de los cuales son institucionales o protectores) al cierre de junio, tras la incorporación de 1.356 nuevos asociados durante el último año.

El máximo precedente databa de 2009, cuando la entidad alcanzó un riesgo vivo de 629 millones de euros

José Rolando Álvarez ha insistido en que «Iberaval está al servicio de las pymes, porque nuestro cometido es resultarles útiles para que obtengan la financiación que necesitan» y ha reiterado que «siempre tenemos la ventanilla del crédito abierta, para que ningún proyecto viable se quede sin materializar por falta de apoyo financiero». En este punto ha añadido que «es el momento para que las pymes vuelvan a invertir, si bien es cierto que siguen encontrando dificultades para obtener la financiación que necesitan», ante lo que ha defendido que «Iberaval es la solución».

En este sentido, ha valorado el respaldo efectivo para cientos de iniciativas que, cada año, representa el programa ADE Financia en Castilla y León, por el que se espera movilizar unos 78 millones de euros durante 2017, a partir de una partida presupuestaria de la Junta de Castilla y León de 3,5 millones de euros, que bonificará intereses de cientos de propuestas empresariales.

Apoyo a autónomos y emprendedores

José Rolando Álvarez ha recordado que Iberaval trabaja de manera coordinada con el Instituto para la Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León (ADE), con el fin de apoyar a las empresas, los autónomos y los emprendedores. De hecho, todas las operaciones que cuentan con el respaldo del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León, a través de ADE Financia, presentan un tipo de interés situado entre el 0 y el 1,5%, en función de las características y viabilidad del proyecto. Además este año, la Junta de Castilla y León ha aumentado en 0,25 puntos el descuento aplicado en cuatro de las diez líneas ADE Financia existentes.

Asimismo, en los últimos meses se han lanzado dos líneas novedosas con un tipo de interés al cero por ciento, para el fomento del empleo y para respaldar proyectos innovadores.

La apuesta de la Junta por el empleo a partir de su Programa de Fomento del Emprendimiento, que también tramita Iberaval y que se dirige a préstamos de hasta 600.000 euros para inversión o circulante, financia hasta el 100% del proyecto en condiciones ventajosas, a partir de plazos de amortización máximos de 15 años –con dos de carencia-, significativas reducciones de coste (tipo de interés tendente a cero) y una línea específica de cobertura de riesgo.

La sociedad de garantía pone a disposición de las empresas sus líneas generales de financiación, a las que acaba de sumar otras dos para fomentar empleo e innovación, con tipo de interés tendente a cero

Así, las operaciones bonificadas en ese programa prevén un tope máximo en las bonificaciones de 200.000 euros y cinco contratos por empresa, para un periodo de hasta cuatro años. A ello hay que añadir una cobertura de riesgo de hasta el 20% del importe suscrito, lo que contribuye a reducir las dificultades de acceso a los mercados para pymes, emprendedores y autónomos por falta de garantías.

El Instituto para la Competitividad Empresarial ha dispuesto igualmente una nueva línea para financiar proyectos de inversión empresarial y necesidades de capital circulante de autónomos y empresas con componente innovador, y cuyo coste es cero durante 36 meses y los primeros 150.000 euros.

Para obtenerla ha de cumplirse alguna de las siguientes condiciones: disponer de una naturaleza de la empresa referida a innovación, presentar una inversión superior al 50% de sus ventas anuales de sus últimos cinco años en un nuevo proyecto o para acceder a otros mercados, contar como accionista con una compañía de capital riesgo o haber recibido de la misma financiación en los últimos 24 meses, desarrollar un derecho tecnológico o haber sido galardonada con un premio de I+D+i.

Fotos

Vídeos