El presidente de Air France-KLM dimite tras el rechazo del acuerdo salarial

Jean-Marc Janaillac, durante la presentación de una filial de bajo coste de la compañía. /Efe
Jean-Marc Janaillac, durante la presentación de una filial de bajo coste de la compañía. / Efe

Los sindicatos que defienden la protesta reclaman su «parte del pastel»

COLPISA / AFP

El presidente de Air France-KLM, Jean-Marc Janaillac, anunció el viernes su dimisión tras el rechazo de los trabajadores a un acuerdo salarial que tenía que poner fin al conflicto que sacude a la compañía francesa desde hace dos meses y medio. «Asumo las consecuencias de esta votación» y «entregaré mi dimisión» destacó Janaillac ante la prensa pocos minutos después de la publicación del resultado. Lamentó también un «gran despilfarro que solo puede beneficiar a nuestra competencia, debilitar nuestras alianzas y confundir a nuestros equipos». Según un comunicado de la compañía, Janaillac, de 65 años, convocará el consejo de administración el 9 de mayo.

Air France-KLM entró este viernes en su 13ª jornada de huelga desde febrero. Janaillac, al mando del grupo Air France-KLM desde julio de 2016, ya dijo que su futuro en el grupo estaría ligado al resultado de esta consulta al personal sobre un acuerdo salarial propuesto por la dirección. Este acuerdo preveía de 2018 a 2021 «aumentos generales de salario de 7% en cuatro años, sumándose a los aumentos individuales», frente al 1% en 2018 en dos etapas inicialmente.

Contra todo pronóstico, el personal rechazó la propuesta por 55,44%, con una participación de 80,33% entre los 46.771 trabajadores de Air France (con contrato francés) invitados a participar en la consulta: «Para permitir una salida positiva al conflicto en curso, ¿es usted favorable al acuerdo salarial propuesto el 16 de abril de 2018?». «Este voto es la traducción de un malestar, pide una transformación profunda», dijo Janaillac, esperando que su salida permita «una concienciación colectiva e iniciar las condiciones de una recuperación». Al anunciar el lanzamiento de esta consulta sin valor jurídico, tras el fracaso de las negociaciones con los sindicatos en huelga, Janaillac ya advirtió que dejaría el cargo si el resultado era negativo.

El primer ministro francés, Édouard Philippe, elogió su actitud «valiente» pero advirtió que «todo el mundo tendría que ponerse el cinturón de seguridad» si el presidente del grupo dejaba el puesto en estas condiciones «porque las turbulencias (...) no serán mínimas». Este anuncio ocurre el mismo día en que se publica que el grupo tuvo una pérdida neta de 269 millones de euros en el primer trimestre, lastrado por tres días de huelga de Air France en ese periodo.

El viernes, las negociaciones con los sindicatos de Air France parecían estar más que nunca en punto muerto, tanto en las reivindicaciones salariales como en otros acuerdos internos pendientes de discusión. «Si gana el no (...) entramos en un grave crisis», incluso si «la huelga quizás cesa porque no tiene ningún sentido» sin «un jefe para negociar», había comentado Béatrice Lestic del sindicato CFDT (no huelguista), antes de la publicación del resultado.

Los sindicatos que defienden la protesta reclaman su «parte del pastel» tras los buenos resultados registrados por el grupo en 2017. Estos exigen una subida del 5,1% de los salarios en dos etapas en 2018 (+3,8% en abril y +1,3% en octubre), coincidiendo con una mejora de los resultados de la empresa. La dirección responde que la dinámica de crecimiento sigue siendo frágil e inferior a la de sus competidoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos