PostQuam prevé una línea de cosmética con la marca Caramelo

Productos de cosmética de la marca postQuam. /EL NORTE
Productos de cosmética de la marca postQuam. / EL NORTE

La compañía vallisoletana confía en que el juzgado ratifique la adjudicación de la marca de la firma de moda gallega al oponerse otro licitante que ofreció 5.000 euros menos en la puja

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAValladolid

El grupo empresarial vallisoletano PostQuam estudiará la posibilidad de iniciarse en el mundo del negocio textil si cuaja la compra de la marca de moda gallega Caramelo, adjudicada en una puja judicial que tuvo lugar el 24 de octubre pasado en un juzgado de La Coruña. La compañía que dirige Santiago Tejedor ganó la adjudicación con una oferta 5.000 euros superior a la que presentó el licitante situado en segundo lugar en esta puja. Ahora es necesario que el juez ratifique la decisión tras estudiar las alegaciones presentadas.

La compañía de cosmética con sede en Valladolid ha batido en la puja al diseñador gallego Manuel Bolaño, a Roberto do Rego, propietario de Do Rego&Novoa, y a la firma castellano manchega Kangaroos. La primera se ha opuesto a la adjudicación argumentando que Postquam no estaba entre los primeros candidatos, informa el canal Moda.es.

Caramelo, una de las marcas estrella de la década de los ochenta y los noventa, cuando la moda proveniente de Galicia imponía el estándar en España puede regresar a los mercados de la mano de una compañía que desde sus orígenes ha estado centrada en los productos de peluquería para el canal profesional y en la cosmética. Y será por ahí, por la cosmética, por donde regrese a los estantes un nombre que fue icono en su día del diseño procedente del ámbito gallego.

La puja de Postquam, propiedad de Santiago Tejedor, superó por apenas cinco mil euros a la elevada por la sociedad Kosu Nuno deManuel Bolaño. Roberto do Rego, por su parte, pujó con cerca de 480.000 euros, Kangaroos con 468.000 euros y la empresa Transfleet Europa, con 362.000 euros. También participó en la puja Javier Cañás, quien fue hasta 2002 uno de los accionistas de referencia de la compañía, pero fue de los primeros en desmarcarse de la subasta.

Según fuentes cercanas a la operación, la empresa de Manuel Bolaño se ha opuesto a la adjudicación argumentando que Postquam no había presentado antes su solicitud. El juez decidirá si admite a trámite la objeción.

Los planes de Postquam pasan por emprender de nuevo el desarrollo de la marca, si bien esperarán a tener la seguridad de la adjudicación antes de su presentación en público, ha precisado Santiago Tejedor. Moda.es puntualiza por su parte que la empresa se reunirá en los próximos días para definir la hoja de ruta, en la que se encuentra la incorporación de un diseñador y un director general.

«Hace diez años, yo no era nadie en el sector de la cosmética, y ahora somos una de las empresas líderes; quién nos dice que dentro de unos años no podamos tener un papel en el textil», ha asegurado Tejedor, director general de la compañía. El objetivo del grupo es desarrollar artículos como una línea de cosmética, y licenciar algunas en las que la compañía no tenga tanta experiencia.

La compañía, fundada en 1988, está especializada en cosmética y productos de peluquería y opera sobre todo a través del canal profesional, donde comercializa cerca del 80% de su producción. Otro 18% se distribuye en farmacias, en perfumerías y en El Corte Inglés a través de la marca Vida, de productos elaborados a base de vino, mientras que el 2% restante corresponde a la producción de marca blanca.

El grupo, presidido por Benito Tejedor, se ha expandido con PostQuam, su punta de lanza, con la que está presente en 71 países y opera con las marcas Italian Design (mobiliario), Sanase (productos para spas), K-Whole (productos de peluquería), Seizen (cosmética) y Yahari Ackermann (aparatología y mobiliario).

Fotos

Vídeos