Orange se prepara para el verano en el pueblo

Jóvenes utilizando un ordenador / Avelino Gómez

La empresa invertirá 2,1 millones de euros para reforzar su cobertura en los pueblos de menos de 2000 habitantes en Castilla y León

LAURA VAN HOEYLANDT Valladolid

El incremento de tráfico en nuestro país en las redes de telefonía móvil, especialmente en verano, plantean una reestructuración del sistema. Tras la supresión del roaming el pasado 15 de junio, la operadora francesa de telecomunicaciones Orange invertirá 21,4 millones de euros para garantizar el funcionamiento correcto de sus servicios a nivel nacional.

La empresa detectó que hasta ahora el 80% de su red estaba en uso. A esta cifra habría que añadir además la llegada masiva de turistas que también utilizarán el servicio. En el conjunto de España se espera un 10% de turistas más que en 2016, incluso las zonas más frecuentadas podrían aumentar su uso por cuatro, valorado en 9,8 millones de euros. Por ello desplegó 246 nuevas estaciones de 4G, y espera añadir 222 más.

El nuevo proyecto, valorado en 11,6 millones de euros, tiene como objetivo principal redimensionar su red para gestionar de forma efectiva el funcionamiento de sus servicios. Concretamente en Castilla y León se invertirán 2,1 millones de euros para reforzar su red móvil de 4G en municipios con perfil vacacional. Esto afectará a los municipios de hasta 2.000 habitantes. De esta manera se combatirán los fallos técnicos que sufrió la empresa por la sobrecarga de sus sistemas.

Fotos

Vídeos