Iveco Valladolid, premio Cegos 2017 por un proyecto de realidad virtual para formación

Fábrica de Iveco en Valladolid. / EL NORTE

La aplicación, enfocada a la prevención de riesgos laborales realiza una simulación real de distancias, interacciones y posibles efectos

EL NORTEValladolid

La planta de Iveco en Valladolid ha recibido el premio Cegos 2017 a las mejores prácticas en recursos humanos, dentro de la categoría de formación y desarrollo. La empresa de formación empresarial Grupo Cegos ha reconocido la apuesta por la tecnología 4.0 de la planta vallisoletana. El proyecto ganador de Iveco para mejorar la formación de sus futuros trabajadores se basa en la aplicación de la realidad virtual a los procesos de formación práctica en los puestos de trabajo. Para ello, ha creado un espacio de simulación virtual, construido junto a las propias líneas de montaje, en el que el alumno interacciona con gafas de 360 grados, auriculares y actuadores para las manos.

Este proyecto, cuya primera aplicación se ha enfocado hacia la formación en seguridad en riesgos laborales, realiza una simulación real de distancias, interacciones y posibles efectos. Además de enseñar a realizar las operaciones de trabajo, el sistema permite experimentar las funciones del puesto en sí, así como las consecuencias de cometer imprudencias o actos inseguros, como no portar los equipos de protección individual.

Gracias a esta nueva tecnología, la fábrica de Iveco en Valladolid ha reducido el 74% el coste derivado de las formaciones de seguridad de ingreso, sin que ello suponga un detrimento de la efectividad de las mismas. De hecho, los test de conocimientos de entrada y de salida han confirmado que dicha efectividad ha mejorado el 66%. En cuanto a la satisfacción de los trabajadores con esta experiencia formativa, los cuestionarios hablan de un aumento cercano al 54%.

La factoría de Iveco en Valladolid emplea a unas 1.000 personas y produce el vehículo comercial ligero Daily en su versión chasis cabina, así como la versión Hi-Matic, con cambio automático de 8 velocidades. Además, se encarga de la fabricación de cabinas en chapa y pintura que suministra a la planta de Madrid, donde se fabrican en exclusiva los camiones pesados Trakker y Stralis. En 2016, la fábrica vallisoletana alcanzó una producción superior a las 48.000 unidades, exportándose en torno al 85% de la producción.

La factoría de Iveco en la ciudad castellana y leonesa se rige por el programa World Class Manufacturing (WCM) para gestionar la gran complejidad que supone la producción de la gama Daily, que cuenta con 11.000 variantes de producto. Esta planta es de las más eficientes de las 64 que conforman el Grupo CNH Industrial, por sus significativos avances en calidad, protección medioambiental, seguridad e innovación en los procesos de producción.

El plan estratégico de esta planta está enfocado al desarrollo de sistemas tecnológicamente avanzados para la fabricación de vehículos industriales. Consta de proyectos para la versatilidad y adaptabilidad de los procesos productivos así como la reducción de los tiempos de respuesta ante las demandas de mercado y, también, al desarrollo de tecnología eficiente que optimice los recursos energéticos y reduzca el impacto ambiental. Con el objetivo de situarse a la vanguardia en cuanto a innovación y tecnología, la fábrica de Iveco Valladolid trabaja con soluciones 4.0 y en diferentes proyectos de robótica colaborativa, realidad virtual y aumentada, así como en fabricación aditiva y 'big data'.

Fotos

Vídeos