La CVE cuestiona la legalidad de la reforma fiscal por su retroactividad

Asistentes a la jornada celebrada en la patronal vallisoletana.
Asistentes a la jornada celebrada en la patronal vallisoletana. / HENAR SASTRE
  • Para Deloitte, «lo primero que se va a ver afectado es la caja de las empresas, ya que van a contar con menos efectivo»

La presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Ángela de Miguel, arremetió con dureza contra la reforma fiscal aprobada por el Gobierno de Rajoy a finales de 2016, que obliga a las empresas a anticipar la tributación vía Impuesto de Sociedades, y defendió por la vía judicial, que CEOE estudia iniciar, para defender de este modo la «seguridad jurídica» del empresariado. De Miguel, que participó en la sede de la CVE en una jornada de análisis sobre los efectos de dicha reforma en las empresas, organizada conjuntamente con la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y la consultora Deloitte, considera «muy grave y preocupante» la situación que el Ejecutivo ha provocado en el sector empresarial con una medida «con efectos retroactivos adoptada en diciembre de 2016, cuando los empresarios ya tenían hechos el presupuesto de ingresos y gastos y la previsión económico financiera».

De Miguel, en declaraciones recogidas por Europa Press, recordó que la CEOE estudia presentar recurso de inconstitucionalidad y señaló que «desde el punto de vista de la credibilidad de España, a la hora de captar inversión extranjera, va a ser muy difícil convencer a alguien de que invierta aquí». La presidenta de la patronal es partidaria de recurrir esa reforma para defender la «seguridad jurídica y así lograr que las empresas sean más competitivas, acabar con el desempleo y mejorar la economía del país».

La reforma restringe la compensación de créditos fiscales, lo que provoca una anticipación en la tributación por el Impuesto de Sociedades, «con la particularidad de que las más perjudicadas son las empresas que lo pasaron peor en los años de la crisis», señaló Diana Soto, de Deloitte, quien advirtió de que «lo primero que se va a ver afectado es la caja de las empresas porque van a contar con menos efectivo».

Entre las nuevas medidas que va a poner en marcha la Agencia Tributaria y que están suscitando figura el denominado 'Sistema de Información Inmediata', que va a obligar a las empresas a proporcionar información casi cuando se hace el apunte contable, lo que permitirá a la AEAT tener un mayor control sobre el nivel de ingresos y gastos y una mayor fiscalidad, cuestión que ha sido también objeto de análisis en el transcurso de la jornada celebrada en la sede de la CVE.