El Norte de Castilla

Gobierno y Junta hacen frente común para presionar a Nissan

frente común para presionar a Nissan
  • Ambas administraciones se coordinan para sentarse a hablar con los máximos dirigentes de la multinacional japonesa

La Junta de Castilla y León ha logrado el «apoyo» del Gobierno de España para buscar una solución a la situación que vive la factoría que Nissan tiene en Ávila, en la que trabajan 500 empleados, y sentarse a dialogar «al máximo nivel» con los responsables de la multinacional nipona.

Así lo ha explicado a los periodistas la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, tras entrevistarse con responsables del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y antes de hacerlo esta tarde con los representantes del comité de empresa.

Del Olmo ha reiterado la falta de información oficial por parte de Nissan de sus planes industriales para la fábrica de Ávila, pese a habérselo pedido en varias ocasiones sin obtener una contestación, tal y como ha apuntado la responsable de este departamento.

En este contexto, la consejera ha destacado el «apoyo total» por parte del Ministerio de Economía a la postura de la Junta, que ayer anunciara la «congelación» de los compromisos con la compañía nipona hasta obtener noticias de la ejecución del último Plan Industrial 2013-2023, en torno al cual iban vinculadas las ayudas concedidas.

Al respecto, Pilar del Olmo ha anunciado que tanto la Junta como el Gobierno central se van a dirigir a los responsables de la multinacional «al más alto nivel» para requerir información acerca de «sus intenciones sobre la planta de Ávila».

Además, ambas administraciones van a «exigir» a Nissan «el cumplimiento de los compromisos industriales firmados en 2013», según los cuales existen «unas inversiones comprometidas hasta 2023».

Pilar del Olmo ha insistido en que desde la Administración autonómica se van a »revisar todos los compromisos cumplidos», tal y como hará el Ministerio, para después sentarse hablar con Nissan «sin romper ningún puente», aunque manteniéndose «firmes« en lo firmado por todas las partes.

En este sentido, ha comentado que «lo cumplido habrá que revisarlo«, antes de realizar el «ofrecimiento pleno» de la Junta para poder ofrecer en el futuro «todo tipo de ayudas al mantenimiento de toda la actividad económica y del empleo en Ávila».

Consciente de que los dirigentes de la compañía en España tienen «buena voluntad« pero no disponen de información acerca del plan industrial y del programa de futuro para la planta abulense, Del Olmo ha comentado que el contacto «al más alto nivel« deberá buscarse «incluso por encima del nivel europeo».

«A un buen plan de viabilidad y unas buenas perspectivas de futuro, todo nuestro apoyo y todas nuestras ayudas y también las del Ministerio«, ha comentado la consejera, para después añadir: «Lo único que queremos es empezar a ver la realidad».

En este contexto, Pilar del Olmo ha lamentado que los responsables de Nissan hayan «incumplido hasta ahora el deber de información« a ambas administraciones.