El Norte de Castilla

Renault cierra un acuerdo de competitividad con los sindicatos en Francia

Vista exterior de la sede de Renault en París.
Vista exterior de la sede de Renault en París. / LAURENT EMMANUEL-AP
  • La empresa invertirá 500 millones para modernizar sus plantas a cambio de una mayor flexibilidad laboral

El fabricante automovilístico Renault ha conseguido un acuerdo de competitividad con los sindicatos en Francia, que debería firmarse «en los próximos días», y que establece una serie de compromisos en términos de actividad en todas sus fábricas y de empleo, a cambio de flexibilidad.

Después de la Confederación General de Cuadros (CGC-CFE) y de Fuerza Obrera (FO), que ya habían dado su acuerdo a finales de año, ahora ha sido la Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT) la que ha anunciado su visto bueno, lo que permite alcanzar el quórum necesario, informa Efe.

Solo está por ver cómo se pronunciará la Confederación General del Trabajo (CGT), cuyo voto no es imprescindible, y que en el anterior acuerdo de competitividad de marzo de 2013 (que ha estado en vigor durante los tres últimos años) decidió quedarse al margen porque no aceptaba algunos puntos.

Contrataciones

La dirección se compromete, de acuerdo con el texto negociado en los últimos meses, a mantener al menos hasta 2019 todas sus factorías en Francia con un volumen de producción anual medio como mínimo equivalente al de 2016.

La empresa invertirá 500 millones de euros para modernizar sus plantas y confirmará el papel de Francia como «centro de alta tecnología», dedicando como mínimo un 8 % de su facturación a la investigación y desarrollo (I+D).

Durante el periodo de vigencia, Renault se compromete a hacer 3.600 contratos indefinidos y 6.000 contratos jóvenes, aunque eso no quiere decir que se cubrirán íntegramente las salidas (en forma de jubilaciones, dimisiones, fallecimientos, etcétera).

Mayor jornada laboral

Los trabajadores, a cambio, aceptan una serie de medidas de flexibilidad, como aumentar su jornada laboral en una hora al día en caso de pico de actividad en sus factorías, con un límite de ocho sesiones por persona y por mes.

Cada asalariado podrá recibir en dinero lo que corresponda por su contador de tiempo individual, hasta un máximo de diez días al año.

Alrededor de 35.000 empleados de Renault están cubiertos por este acuerdo, del que están excluidos los de las filiales comerciales (como la financiera).