El Norte de Castilla

IAG gana un 25,8% más hasta septiembre pese a la debilidad de la libra

Avión de Iberia (IAG)
Avión de Iberia (IAG) / Reuters
  • La matriz que aglutina a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus registra un beneficio de 1.484 millones de euros y cifra en 372 millones el impacto de la pérdida de fuerza de la divisa británica

IAG, el 'holding' que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, registró un beneficio neto 1.484 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 25,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Los resultados del grupo se vieron afectados negativamente por los atentados terroristas, el triunfo del 'Brexit', las interrupciones operativas por la huelga de controladores aéreos y la evolución negativa de los tipos de cambio, aunque estos factores se compensaron parcialmente por la bajada de los precios del petróleo.

El beneficio neto antes de partidas excepcionales fue de 1.459 millones de euros de enero a septiembre, lo que supone un aumento del 20,1% comparado con el mismo periodo de 2015, informó el grupo aéreo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, el beneficio operativo antes de partidas excepcionales de IAG se situó en 1.915 millones de euros hasta septiembre, con un crecimiento del 6,1% comparado con los nueve primeros meses de 2015.

La cifra de ingresos de la aerolínea alcanzó los 17.272 millones de euros, lo que representa una mejora del 0,9% con respecto a los nueve primeros meses de 2015, cuando ingresó 17.119 millones de euros.

En el tercer trimestre, IAG obtuvo un beneficio después de impuestos de 930 millones de euros, un 9,9% más, con unos ingresos de 6.486 millones de euros, lo que supone un 4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. El beneficio operativo fue de 1.205 millones de euros, un 3,6% menos, con un descenso del 4,8% incluyendo partidas excepcionales.

IMPACTO POR LA DEBILIDAD DE LA LIBRA.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha asegurado que la compañía ha registrado unos "sólidos" resultados en el tercer trimestre antes de partidas excepcionales y valoró la evolución de los ingresos logrados pese al impacto "muy significativo" por la debilidad de la libra.

"Aunque el desempeño fue sólido, estos resultados se vieron afectados por un difícil entorno operativo con un impacto negativo de los tipos de cambio muy significativo de 162 millones de euros, debido principalmente a la debilidad de la libra esterlina y a las continuas interrupciones operativas provocadas por las huelgas de controladores aéreos", ha señalado.

El tipo de cambio medio de la libra esterlina cayó frente al dólar estadounidense y al euro, mientras que el euro se depreció frente al dólar estadounidense, con un impacto negativo sobre el beneficio de las operaciones del grupo de 372 millones de euros hasta septiembre. Asimismo, el impacto adverso neto sobre las transacciones fue de 204 millones de euros ante una libra débil.

En los nueve meses, el impacto neto de los tipos de cambio sobre el beneficio de las operaciones fue desfavorable en 168 millones de euros, con un descenso de los ingresos de 1.802 millones de euros y un descenso de los costes de 914 millones de euros. El grupo consiguió el 77% de su beneficio de las operaciones en libras esterlinas.

No obstante, señala que tras el triunfo del 'Brexit' no se ha producido ningún cambio regulatorio que afecte a la capacidad del grupo para desarrollar su negocio de forma eficaz o a su estructura regulatoria.

APRUEBA DIVIDENDO.

Walsh recordado el pago, anunciado este pasado jueves, de un dividendo a cuenta de 11 céntimos de euros por acción, un incremento del 10% respecto al año anterior. "Al igual que en el ejercicio 2015, esperamos que el dividendo a cuenta sea aproximadamente la mitad del dividendo anual", ha afirmado.

Durante 2015, IAG repartió 0,20 euros como primer dividendo de su historia y cinco años después de la fusión entre Iberia y BA que dio lugar al grupo aéreo, que consistió en el pago 0,10 euros como dividendo en diciembre y un dividendo complementario de 0,10 euros en julio.

Según sus cálculos, se destinarán 233 millones de euros a este reparto de dividendo intermedio, el segundo, con cargo a los resultados del ejercicio completo de 2016, y que se abonará a partir del 5 de diciembre a los accionistas que figuren con fecha del 2 de diciembre.

A los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, IAG espera obtener un beneficio de las operaciones de 2.500 millones de euros para el año completo y no se ha producido ningún cambio significativo en las condiciones de mercado a corto plazo.

UN 11,3% MÁS DE CAPACIDAD.

IAG incrementó un 11,3% su capacidad durante los nueve primeros meses del año, con un incremento del 11,8% del tráfico, lo que mejoró su coeficiente de ocupación hasta el 82,1%. Excluyendo Aer Lingus, la capacidad aumentó un 4,1%, mientras que Iberia y Vueling mantuvieron patrones de crecimmiento más lentos.

Los ingresos por pasaje aumentaron un 0,4%, registrándose un efecto cambiario adverso de 10,3 puntos. Los ingresos unitarios de pasaje (ingresos por AKO) cayeron un 5,4% a tipos de cambio constante debido al descenso del 'yield' (ingreso medio por pasaje). Excluyendo Aer Lingus, los ingresos unitarios descendieron un 2,3% a tipo constante.

Por contra, los ingresos en carga disminuyeron un 6,9%; excluyendo Aer Lingus y el efecto de los tipos de cambio, cayeron un 9,4%. La partida otros ingresos descendió un 14,3%; excluyendo a la aerolínea irlandesa

CAEN UN 18,7% LOS COSTES DE COMBUSTIBLE.

Por el lado de los costes, IAG recortó un 1,6% los gastos de personal después de partidas excepcionales, excluyendo Aer Lingus y el efecto de los tipos de cambio, aumentaron un 1,2%.

Los gastos por combustible cayeron un 18,7% con un descenso de los costes unitarios a tipos de cambio constantes del 27,3%, gracias al descenso de los precios del combustible, después de coberturas, y la eficiencia lograda con la introducción de nuevos aviones y mejora de procedimientos.

En cuanto a otros gastos de explotación, 'handling' y catering aumentaron un 7,5%, excluyendo el efecto de los tipos de cambio y a Aer Lingus repuntaron un 10%. El grupo atribuye este aumento al mayor volumen de indemnizaciones y reclamos por pérdidas de equipaje por la huelga de controladores aéreos en Francia y al aumento del negocio de 'handling' a terceros de Iberia y en BA Holidays.

Los costes no operativos netos se redujeron en 115 millones de euros con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta los 134 millones de euros. La financiación neta correspondiente a pensiones también mejoró en 19 millones de euros, frente a pérdidas de 9 millones de euros anteriores.

También contribuyó a esta reducción las ganancias de 30 millones de euros por la venta y posterior alquiler de 12 aviones A319 en el periodo, frente a pérdidas de 13 millones de euros por la venta de los 737 el año pasado.

La deuda neta del grupo se redujo un 5,6% hasta 8.037 millones de euros con respecto al 31 de diciembre, con lo que sitúa su ratio de deuda neta ajustada/Ebitda en 1,8 veces, mejorando en 0,1 puntos. La posición de efectivo de IAG es de 6.190 millones de euros, lo que supone un aumento de 334 millones de euros, con un efecto adverso cambiario de 475 millones de euros.