El Norte de Castilla

La confianza de los empresarios de la región disminuye, pero no desaparece

  • De cara al último trimestre del año, solo el sector industrial manifiesta expectativas optimistas

El Índice de Confianza Empresarial Armonizado registra en Castilla y León en el cuarto trimestre de 2016 una mejora de 0,5 puntos respecto al tercero, mientras que en el conjunto de España mejora 0,2 puntos. Con ser positivos, los datos revelan un notable retroceso con respecto al periodo inmediatamente anterior, cuando este indicador mejoró 3,3 puntos en la comunidad autónoma y 5,5 en el país, según la información facilitada por el Instituto Nacional de Estadística.

En cuanto a las respuestas relativas al trimestre finalizado, el tercero de 2016, en Castilla y León el 22,5% de los establecimientos ha tenido una opinión favorable sobre la marcha de su negocio frente al 21,4% que ha opinado desfavorablemente. La diferencia entre los porcentajes de respuestas, denominada Balance de Situación, se situó en 1,1 puntos en Castilla y León, saldo de opinión positivo, que no se daba desde el mismo trimestre de 2015 (0,8 puntos). En España fue de 0,1 puntos, informa la DIrección General de Estadística de la Junta.

En la comunidad, el 15,5% de los establecimientos consideran que la marcha de su negocio durante el cuarto trimestre será favorable, mientras que un 25,1% opina que será desfavorable. Así pues, el Balance de Expectativas, se sitúa en -9,6 puntos para Castilla y León (-1,7 para España).

Respecto a las expectativas para el cuarto trimestre de 2016, en Castilla y León solo los empresarios del sector industrial se muestran optimistas (0,4 puntos), mientras que los del resto de sectores tienen expectativas pesimistas, sobre todo, los de la construcción (-26,4 puntos) y los del comercio (-18,1 puntos). En España sucede algo parecido y las expectativas positivas solo se dan en el sector industrial (3,1 puntos). El más pesimista sigue siendo el sector de la construcción (-15,8 puntos).

En cuanto a las expectativas de las empresas de Castilla y León según el tamaño de las mismas, destacan como los más optimistas los establecimientos de mayor tamaño, los de más de 1.000 asalariados (33,3 puntos) y los del estrato de 200 a 999 asalariados. (14,8 puntos); igual sucede en España (17,5 puntos y 8,2 puntos, respectivamente). Mientras, los empresarios del estrato más pequeño, los de menos de diez trabajadores, siguen siendo los más pesimistas tanto en Castilla y León (-32,1 puntos), como en España (-13,1 puntos). Los de 10 a 49 asalariados arrojan un saldo de -1,8 y los que tienen plantillas de entre 50 y 199 personas, positivo de 6,5.