Casi la mitad de los jóvenes de Castilla y León viven con sus padres

Un joven busca piso./EL NORTE
Un joven busca piso. / EL NORTE

Contratos inestables y sueldos insuficientes complican la difícil tarea de emanciparse en esta comunidad

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Contratos inestables y sueldos insuficientes se traducen en el caso de los más jóvenes en emancipaciones cada vez más tardías. Mientras en España son el 37,3% de los 5,3 millones de jóvenes entre 25 y 34 años los que todavía no se habían independizado en 2017, en Castilla y León esta tasa se eleva hasta el 44,6%. Son 109.100 personas dentro de un colectivo de 244.200. Solo Asturias, con el 46,2%, aventaja a Castilla y León en una clasificación autonómica en la que Cataluña, con el 28,6%, se aparta del resto.

Así que mientras 44 de cada 100 jóvenes en esta franja de edad siguen viviendo con sus padres (o con uno de ellos), otros 20 ya conviven en pareja con algún hijo (49.500 personas). A continuación hay 16 de esos 100 jóvenes que conviven en pareja sin hijos (40.100) y casi 12 que viven solos. El total se completa con dos que no conviven en pareja pero forman núcleo con algún hijo; tres que no viven en un núcleo familiar sino con otras personas que no son parientes; y uno que vive con otros parientes.

Según la Encuesta Continua de Hogares del INE, se da la paradoja de que la emancipación tardía es una costumbre que en la comunidad autónoma va a más, pero cada vez afecta a menos personas. En 2013, los jóvenes de entre 25 y 34 que aún seguían sin independizarse suponían casi tres puntos menos, el 41,7%. Sin embargo, como en número el total era de 300.000 personas (nada menos que 55.000 más), los afectados ascendían a 125.000.

El número de hogares disminuyó en Castilla y León el 0,4% en 2017, lo que supone el mayor descenso de España, donde el número de hogares se incrementó el 0,4%. En concreto hay 18,47 millones de hogares en el país (66.700 más)y 1.019.000 en la comunidad autónoma (4.200 menos).

La comunidad tiene, tras Asturias, la segunda proporción de jóvenes en la casa paterna más elevada del país

El informe permite conocer el tamaño medio de los hogares y Castilla y León registra el segundo dato más bajo (2,33 miembros por hogar), solo superada por Asturias (2,24). La media nacional es 2,49. El 28,9% de los hogares castellanos y leoneses están formados por personas que viven solas –de nuevo la segunda comunidad con mayor índice de hogares unipersonales tras Asturias–, mientras que el 24,3% están formados por parejas sin hijos. Otro 32,3% están integrados por parejas con hijos.

De estas 327.900 familias, 164.400 tienen un hijo;140.900 tienen dos; y 22.500 son familias numerosas, con tres o más descendientes.

En España había el año pasado 3,93 millones de hogares formados por parejas sin hijos, 2,96 millones formados por parejas con un hijo y 2,78 millones por parejas con dos hijos. El número de parejas que vivían con tres o más hijos se situó en 608.200. Si se consideran otros tipos de hogar en los que además de la pareja figuran otros miembros, en 2017 se alcanzaron 10,9 millones de hogares en los que residía una pareja. Y, considerando los hogares en los que hay más de una pareja, se llegó a un total de 11,3 millones de parejas.

La radiografía estadística de la sociedad española desde la óptica de sus hogares revela también el gusto, afición o tendencia de los castellanos y leoneses por tener su casa en propiedad y, a ser posible, pagada cuanto antes. Dentro de ese millón largo de hogares existentes, en el 58,07% de los casos tienen la vivienda en propiedad por compra y totalmente pagada, o bien es heredada o donada. Este porcentaje es en el caso del conjunto de España del 48,75%, es decir casi diez puntos menos. De hecho, Castilla yLeón es la segunda autonomía con más propietarios sin hipotecas, por detrás de Galicia (61,87%).

Por otro lado, las viviendas de la comunidad se reparten a razón de 670.000 ubicadas en edificios con más de una y las 349.000 restantes son viviendas independientes. Son dueños de su chalé y lo han acabado de pagar en el 67% de los casos, ratio que en el caso de los pisos es del 53%

El 24,76%de los hogares castellanos y leoneses viven en casa propia con pagos pendientes (27,98% en toda España); y el 4,27% habita en inmuebles cedidos gratis o bajo precio por otro hogar, por la empresa, etc.

El 58% de las familias de Castilla y León tienen casa en propiedad ya pagada, mientras que en España estas no llegan a la mitad

Capítulo aparte merece el tema del alquiler. Como es lógico, con una amplia mayoría de personas que tienen su casa en propiedad, la cuota de quienes viven en régimen de arrendamiento es necesariamente baja. Mientras en todo el país son el 18,03% de los hogares lo que habitan en una vivienda alquilada, en Castilla y León este porcentaje se limita al 12,89%, el cuarto más bajo de España por delante de Extremadura (10,93%), Castilla-La Mancha y Galicia.

En cualquier caso, las condiciones económicas y financieras de la poscrisis favorecen la opción del alquiler, como lo demuestra que tanto en el caso de España como en el de la región, el colectivo de personas que apuestan por esta vía va a más. En 2013, la tasa nacional era dos puntos menor que la del año pasado (16,10%) y la tasa autonómica, también (10,50%).

Quizá el dato más impactante de la encuesta sea el de que los hogares formados por una sola persona crecieron en España en 2017 el 1,1% con respecto a 2016, hasta alcanzar los 4,7 millones, lo que supone el 25,4% del total de los hogares españoles. Mientras en Castilla y León, donde el número de personas que viven solas es de 295.500, el incremento anual es del 4,2%. De ellos, 139.200 tienen 65 años o más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos