Castilla y León eleva su deuda hasta el 20,4% de su PIB

El déficit de la comunidad se situó al cierre del tercer trimestre del año en 11.691 millones de euros

El Norte
EL NORTEValladolid

La deuda viva de Castilla y León se situó al cierre del tercer trimestre del año en 11.691 millones de euros, una cantidad que representa el 20,4% de su Producto Interior Bruto (PIB), según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

Según fuentes de la Junta, esta ratio es 4,3 puntos inferior a la media de las autonomías y consolida a la comunidad como la octava «más saneada» del país en términos relativos. La Administración autonómica llegó al mes de septiembre con el 94% de sus necesidades de financiación para 2017 ya cubiertas. El volumen del pasivo castellano y leonés se incrementó entre julio y septiembre en 313 millones de euros con respecto al periodo comprendido entre abril y junio, debido fundamentalmente a que la Junta ha intensificado la formalización del endeudamiento previsto para este ejercicio.

En concreto, en este tercer trimestre suscribió un primer préstamo de 162,5 millones con cargo al Fondo de Facilidad Financiera (FFF). Cabe recordar que el pasado 22 de junio -y una vez acreditado el cumplimiento preceptivo de tres reglas fiscales en 2016 (déficit, deuda y regla de gasto), la comunidad acordó su adhesión a este instrumento habilitado por el Gobierno para cubrir las necesidades de financiación del segundo semestre, estimadas en 612,19 millones de euros.

Estas operaciones se han completado con las tres emisiones de deuda y nueve préstamos bilaterales que se han firmado entre enero y septiembre, por un importe global de 825,9 millones de euros. La conclusión es que, a falta de tres meses para concluir el ejercicio, Castilla y León había cerrado ya el 94% del endeudamiento anual consignado en sus presupuestos, si bien a fecha de 15 de diciembre ese porcentaje alcanza ya el cien por cien.

Según la administración regional, pese a que la región ha incrementado su deuda viva el 2,75% en comparativa intertrimestral, continúa siendo la octava autonomía «más saneada», de acuerdo con las estadísticas del supervisor. El peso de su pasivo en relación con el PIB equivale al 20,4%, un porcentaje que superan ampliamente Valencia, Castilla-La Mancha, Cataluña, Baleares, Murcia, Extremadura, Cantabria, Andalucía y Aragón. Asimismo, la ratio castellana y leonesa es 4,3 puntos inferior a la media de las comunidades, por lo que mantiene una buena posición relativa en el conjunto del país.

El pasivo en las autonomías

Los 11.691 millones de euros que integran el pasivo de Castilla y León según el cómputo del Banco de España representan el 4,1% del total que acumulaban las autonomías en el mismo periodo de referencia, según el Sistema Europeo de Cuentas (SEC).

En esta cantidad se incluyen los créditos formalizados con cargo al FFF, que suman 2.215,8 millones de euros; las operaciones de 'factoring' sin recurso, es decir, la cesión a instituciones financieras de algunos créditos comerciales frente a las administraciones públicas, que suponen 340,6 millones; los 294,6 millones de euros de la deuda asociada a proyectos de colaboración público-privada, y los préstamos reintegrables suscritos por la Junta para apoyar a las empresas, que añaden 287,9 millones.

El 95,3% del endeudamiento total de Castilla y León está en manos de la Administración; el 3,9% corresponde a las universidades y entes públicos de derecho privado, y el 0,8% restante recae en las empresas públicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos