Castilla y León creció el 3,6% en 2016, el segundo mejor registro del país

El PIB per cápita se sitúa en la comunidad en niveles superiores a los de antes de la crisis

FRANCISCO F. BERNARDO

Castilla y León contabilizó el pasado año un crecimiento económico del 3,6%, lo que supone el segundo mejor registro de todas las comunidades autónomas, junto a Cataluña, Madrid y Galicia, y solo fue superado por el 3,8% de las Islas Baleares. En el conjunto del país, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) fue del 3,3%, mientras que en la Unión Europea ascendió al 1,9%, según los datos de la Contabilidad Regional de España que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este organismo precisa que las variaciones en los datos respecto a los publicados el pasado mes de marzo se deben tanto a la actualización de los resultados de la Contabilidad Nacional de España como a la disponibilidad de una mayor cantidad de fuentes de información estadística.

Las comunidades autónomas que registraron un menor crecimiento real de su PIB fueron La Rioja (1%), las ciudades autónomas de Ceuta (1,6%) y Melilla (1,7%) y el Principado de Asturias (1,8%). Mientras, en la parte media de la tabla se situaron Canarias (3%), País Vasco (2,9%), Andalucía (2,8%), Aragón (2,7%), Cantabria (2,4%) y Extremadura (2,3%).

Castilla y León cerró el pasado año con un valor de los bienes y servicios que genera su economía de 55.533 millones de euros. Un Producto Interior Bruto a precios de mercado similar al que sumó en el año 2010. En los años posteriores descendió hasta 51.851 millones que marcó en el año 2013 y, desde entonces, ha encadenado tres años de crecimiento consecutivo. El pasado año, las industrias extractivas y manufactureras; el suministro de energía eléctrica, gas, agua y actividades de saneamiento y de gestión de residuos aportaron el 20,7% del PIB regional. De todas ellas, destaca fundamentalmente la industria manufacturera que por sí sola representa el 16,2% del Producto Interior Bruto de la comunidad. En el segundo lugar se situaron las actividades sanitarias, educativas y de servicios sociales, así como de la administración pública y la Seguridad Social obligatoria, con otro 20,5%. El comercio al por mayor y al por menor, el transporte y la hostelería aportaron el 18,3%. Las actividades inmobiliarias sumaron el 8,3%, y la construcción el 5,5%. Mientras, los impuestos netos sobre los productos ascendieron hasta el 9,3% del PIB regional.

Madrid, a la cabeza

El Producto Interior Bruto por habitante alcanzó en Castilla y León en 2016 los 22.723 euros, lo que supone el 94,4% de la media del conjunto de las autonomías, que se situó en 24.080 euros. La Comunidad de Madrid registró el valor mayor (con 32.815 euros por habitante en 2016), seguida del País Vasco (31.784 euros) y de Navarra (30.006 euros). Las regiones con menor PIB per cápita fueron Extremadura (con 16.558 euros por habitante), la ciudad autónoma de Melilla (17.589) y Andalucía (17.790). La media nacional se situó en 24.080 euros y la de la Unión Europea en 29.148 euros. Siete regiones superaron el registro medio nacional, y tres de ellas, el de la Unión Europea.

En términos relativos, el PIB per cápita de Madrid fue el 36,3% superior a la media nacional en 2016; el del País Vasco, el 32%, y el de Navarra, el 24,6% mayor. En el extremo opuesto, el PIB por habitante de Extremadura se situó el 31,2% por debajo del registro nacional, y los de la ciudad autónoma de Melilla y Andalucía fueron, respectivamente, el 27%, y el 26,1% inferiores a la media de España.

El PIB por habitante de Castilla y León, que se situó a 5,6 puntos del promedio español, alcanzó el pasado año niveles superiores a los de 2007, año a partir del cual se desencadenó la crisis económica. En ese ejerció ascendió a 22.082 euros y representaba el 92,4% del valor nacional, entonces de 23.893 euros. También es cierto que en el aquel año la población de la comunidad era de 2,52 millones de habitantes y en 2016 había descendido hasta los 2,44 millones.

El estudio del INE analiza también la renta disponible bruta de los hogares en el año 2015, cuando se calculó en 14.397 euros por persona en Castilla y León, lo que supone el 99,11% de los 14.527 euros que correspondían este año a cada español.

En el ejercicio de 2015, los hogares del País Vasco fueron los que tuvieron una mayor renta disponible por habitante, con 18.914 euros (cifra el 30,2% superior a la media de España). A esta comunidad le siguieron Madrid (18.291 euros per cápita) y Navarra (17.904 euros).

La renta

Por el contrario, los registros más bajos correspondieron a Extremadura (10.981 euros por habitante), la ciudad autónoma de Melilla (11.138) y Andalucía (11.466). La renta disponible bruta por habitante de España en 2015 fue de 14.527 euros. Ocho de los territorios regionales de España superaron dicha media nacional.

La renta disponible bruta de los hogares de Castilla y León, en términos per cápita, se situó en este año, que es el último dato disponible que ofrece el INE para esta variable, en el valor más alto desde el año 2010, ejercicio en el que se contabilizaron 14.538 euros por habitante, 141 euros más que hace dos años.

Estadística dedica otro apartado del estudio a los sueldos, en el que revela que la remuneración de los asalariados alcanzó la cifra global de 24.929 millones de euros el pasado año en Castilla y León, de los que 8.276 millones correspondieron a actividades sanitarias, educativas, de la administración, etc., y 4.491 millones a los sueldos de los trabajadores de las industrias manufactureras de la comunidad, mientras que otros 5.089 millones se abonaron a los empleados del comercio, la hostelería y el transporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos