Los castellanos y leoneses, los segundos más ahorradores

Huchas a la venta en una feria de artesanía./Sonia M. Lario
Huchas a la venta en una feria de artesanía. / Sonia M. Lario

Los habitantes de la región guardan de media 311 euros al mes, el 17,5% de su salario

Elisa Campillo
ELISA CAMPILLOValladolid

Los castellanos y leoneses figuran entre los más ahorradores del país, tanto en porcentaje de habitantes que declaran poder reservar algo de dinero a final de mes como en cantidad media ahorrada. Así, al menos, se extrae del ‘IV estudio de comparación ‘on-line’ hacia el ahorro inteligente’ elaborado por el comparador Rastreator con motivo del Día Mundial del Ahorro.

El 91,4% de los habitantes de la región afirma poder ahorrar algo de dinero mensualmente, un dato que convierte a la comunidad en la segunda más ahorradora, solo por detrás de Extremadura, donde el 95,6% de la población declara ser capaz de meter en la hucha algo de dinero cuando finaliza el mes. La cifra, además, se sitúa seis puntos por encima de la media nacional, que alcanza el 85,2%. El porcentaje de ahorradores en Castilla y León no solo es elevado, sino que ha aumentado en casi diez puntos en un año, ya que en 2016 solo el 81,5% de los encuestados en la región afirmaba tener capacidad ahorrativa. La media nacional, por su parte, ha experimentado un crecimiento de 12,6 puntos con respecto al año pasado, «el más significativo hasta la fecha», señala el informe.

El estudio explica así que se ha producido un «trasvase» de aquellos castellanos y leoneses que carecían de capacidad de ahorro a los que ahora puedan guardar algo de dinero al mes. Además, destaca el hecho de que el 63,8% de los encuestados en la comunidad cree que se ha vuelto más ahorrador con los años.

Otro factor que analiza el informe de Rastreator es la cantidad media que son capaces de atesorar los habitantes de la región. Según sus conclusiones, los castellanos y leoneses ahorran, de media, 311,30 euros al mes, una cifra que representa el 17,5% de su salario. Ambos registros se sitúan por encima de la media nacional, ya que en el conjunto de España los ahorradores son capaces de guardar una media de 229 euros al mes, el 12% del salario.

También en este caso los extremeños figuran como los más ahorradores, pues meten en la hucha un poco más que los habitantes de Castilla y León: 319,60 euros al mes, el 19,6% de sus ingresos. En el lado opuesto se sitúa Aragón, la comunidad en la que la cantidad guardada a final de mes es más baja: 161,20 euros cada 30 días.

Es decir, entre los más y los menos ahorradores del país hay una diferencia de 158,4 euros mensuales. O, lo que es lo mismo, los extremeños ahorran (justo) el doble que los aragoneses.

Aunque son, de media, los que menos engordan el cerdito mes a mes, los habitantes de Aragón no son por ello los menos ahorradores: el 84,5% manifiesta ser capaz de guardar algo de dinero al acabar el mes, bastante cerca de la media nacional y por encima del 79,6% que representan los ahorradores en Canarias o el 80,4% en Asturias. Los habitantes de estas dos regiones son los que menor capacidad ahorradora declaran tener.

Donde también ocupa Castilla y León un puesto relevante es en la capacidad de sus habitantes de ahorrar grandes cantidades de dinero. De hecho, es la comunidad autónoma con mayor número de ciudadanos que pueden ahorrar más de 500 euros al mes, tal y como afirma el 17,1% de su población. Sin embargo, la mitad de los castellanos y leoneses se encuentra a final de mes con cantidades más modestas que meter en la hucha, ya que el 50,5% de ellos dice ahorrar menos de 200 euros mensuales. Según el informe, este hecho pone de manifiesto la existencia de notables diferencias en cuanto al ahorro, a pesar de que la tendencia a guardar dinero es cada vez mayor año tras año.

«Conciencia ahorradora»

«Debido a los años de recesión vividos, en los que los ingresos de los hogares se vieron muy reducidos, los ciudadanos se volvieron muy conscientes de la necesidad de ahorrar. Hoy en día, que la economía comienza a recuperarse, los españoles no han perdido ese espíritu y mantienen la conciencia ahorradora no solo para protegerse ante posibles imprevistos sino también para prosperar en los tiempos favorables», explica el informe en su introducción.

«Vivimos una mejora de la coyuntura económica que ha sido uno de los impulsos para el aumento en la tasa de ahorro de los hogares. Pero otros factores como los comparadores de precios también han ayudado a la población a ser más conscientes de que ahorrar no solo significa guardar sino también saber gastar», afirma, por su parte, el CEO de Rastreator, Fernando Summers.

Fotos

Vídeos