Unicaja Banco inicia el proceso para su fusión con EspañaDuero

Oficina de EspañaDuero en Valladolid./R. Gómez
Oficina de EspañaDuero en Valladolid. / R. Gómez

La fusión supondrá en el futuro el mantenimiento de una única entidad bancaria que sumará los activos de ambas marcas

EL NORTEValladolid

El Consejo de Administración de Unicaja Banco ha acordado este viernes iniciar los trámites para una futura fusión con su filial EspañaDuero. La fusión supondrá en el futuro el mantenimiento de una única entidad bancaria que sumará los activos de ambas marcas.

Unicaja Banco y EspañaDuero destacan los beneficios que tendrá la operación para los clientes, los accionistas y los equipos profesionales de ambas entidades, permitiendo generar sinergias, reducir costes y aumentar la rentabilidad. Asimismo, inciden en reafirmar su compromiso con sus territorios históricos, Andalucía y Castilla y León, sus empresas, autónomos, clientes e instituciones.

La integración plena de EspañaDuero es uno de los objetivos estratégicos incluidos dentro del Plan de Negocio 2017-2020 de Unicaja Banco, según el escenario recogido en el folleto de salida a Bolsa, como fuente de realización de sinergias adicionales a las ya logradas gracias a la integración tecnológica y operativa llevada a cabo hasta la fecha.

Mientras se desarrolla este proceso previo a la fusión, a tenor de los diferentes trámites corporativos y administrativos, ambas entidades continuarán operando como hasta ahora, de manera independiente aunque coordinadamente, siguiendo el esquema matriz-filial.

Unicaja Banco es el séptimo banco español por capitalización bursátil. En Andalucía cuenta con una cuota de mercado de más del 13% en depósitos y del 10% en créditos. En Castilla y León, a través de su filial EspañaDuero, gestiona más del 22% de los depósitos y el 15% de los créditos del conjunto del sector financiero de la comunidad. En total, ambas redes suman una plantilla de más de 7.300 profesionales y 1.250 oficinas, repartidas principalmente en Andalucía, Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, dando servicio a más de tres millones de clientes.

Unicaja Banco tomó el control de EspañaDuero a finales de marzo de 2014. En agosto de 2017, procedió a la devolución íntegra y anticipada al FROB de los 604 millones de euros en ayudas que EspañaDuero recibió en 2013, antes de que la entidad se hiciera con su control. Adicionalmente, hace unas semanas Unicaja Banco aprobaba el compromiso de garantía de las obligaciones asumidas por su filial.

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha señalado que «el inicio de este proceso, que acabará con la futura fusión entre Unicaja Banco y EspañaDuero, una vez se realicen los trámites corporativos y se obtengan las autorizaciones por los organismos competentes, beneficiará a nuestros clientes, a nuestros accionistas, y a los equipos profesionales que prestan sus servicios en ambos bancos. La fusión permitirá generar sinergias, reducir costes y aumentar la rentabilidad».

Para la consejera delegada de EspañaDuero, María Luisa Lombardero, «el proceso que ahora se inicia representa una evolución lógica y esperada». «Se trata de una evolución que ya está asumida por nuestros clientes y por nuestra plantilla. Pasaremos a integrarnos en un banco que se caracteriza por su solidez financiera, su solvencia y el valor añadido que supone su cotización en Bolsa», ha añadido. En este sentido, los clientes de EspañaDuero tendrán acceso a una red de oficinas más extensa y sus accionistas minoritarios pasarán a ser titulares de acciones que cotizan en un mercado secundario y, que, por tanto, tienen liquidez.

«La vinculación regional es un valor diferenciado singular que caracteriza a Unicaja Banco y a EspañaDuero frente a otras entidades bancarias. Así seguirá en la futura etapa», ha añadido Lombardero, a la vez que ha destacado que Unicaja Banco es una de las pocas fichas bancarias procedentes de las antiguas cajas de ahorros que superó sin ayudas públicas la crisis financiera de la década pasada.

Lombardero también ha aclarado que en el futuro se mantendrá la actual plantilla y la red de oficinas diseminada por toda la región. También se intensificarán las relaciones con las instituciones de la Comunidad Autónoma, sus empresas, autónomos y particulares, quienes se beneficiarán de las nuevas oportunidades generadas con los proyectos en marcha para dinamizar la actividad comercial.

Desde Unicaja Banco han señalado que la entidad seguirá reforzando la línea de colaboración con la Junta de Castilla y León y otras instituciones para impulsar el crecimiento económico de la comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos