Bankia ha devuelto 13,42 millones a 2.260 personas de Castilla y León por cláusulas suelo

Interior de una oficina de Bankia en Segovia.
Interior de una oficina de Bankia en Segovia. / ANTONIO DE TORRE
  • El 83,6% de los clientes optan por el abono en efectivo y el resto eligen amortizar su hipoteca.

Bankia ha devuelto ya 13,42 millones de euros a 2.260 clientes de Castilla y León que reclamaron lo cobrado de más por la cláusula suelo, para lo que la entidad financiera puso en marcha un procedimiento exprés el pasado 3 de febrero. Según detalla la entidad a través de un comunicado de prensa, en el conjunto nacional ha reembolsado 52,7 millones a 9.828 clientes que reclamaron lo cobrado de más por las cláusulas suelo, y ello mediante el procedimiento exprés que puso en marcha la entidad el pasado 3 de febrero.

Las previsiones de la entidad son devolver el dinero a cerca de 60.000 clientes de la entidad, principalmente de Canarias, La Rioja, Segovia y en menor medida Ávila, que contrataron una hipoteca con cláusula suelo y, en consecuencia, no se beneficiaron íntegramente de las bajadas del euríbor.

Según los datos de Bankia, del total de clientes que han recibido la devolución por las cláusulas suelo, el 83,6% ha optado por su abono en efectivo, mientras que el 16,4% restante ha elegido amortizar su hipoteca.

El pasado 3 de febrero, Bankia puso en marcha un procedimiento exprés en sus oficinas para que los clientes que contrataron una hipoteca con cláusula suelo pudieran solicitar el reembolso del dinero pagado de más, con intereses.

Los clientes solo tienen que acudir a una sucursal de la entidad para pedir la restitución de las cantidades cobradas desde que dejaron de beneficiarse íntegramente de las caídas del euríbor. Una vez comprobado que quien presenta la solicitud es uno de los afectados, el banco, que tendrá precalculado el importe a devolver, le ofrecerá el abono del dinero pagado de más, con intereses.

Aunque Bankia retiró las cláusulas suelo de sus préstamos a particulares en septiembre de 2015, puso en marcha este procedimiento de reclamación tras la sentencia europea de diciembre de 2016 que instaba a devolver con carácter retroactivo las cantidades cobradas de más por las cláusulas suelo abusivas.