El presidente del BBVA, sobre las cláusulas suelo: «Me gustaría ser Papá Noel, pero no podemos hacer todo lo que queremos»

video

Francisco González presenta los resultados de 2016 de BBVA. / Susana Vera (REUTERS)

  • Francisco González esperará a que el Supremo se pronuncie el día 15 para habilitar un sistema de devolución «exprés»

El presidente de BBVA, Francisco González, ha lanzado una velada crítica a entidades que como Bankia o BMN han anunciado que devolverán la mayor parte de las cantidades cobradas de más por sus cláusulas suelo, para aclarar que en el caso de BBVA esperará a que el Tribunal Supremo se pronuncie el próximo día 15 de febrero para aclarar las condiciones en que deben materializarse esos reintegros. A partir de ahí, “procederemos de forma rapidísima y exprés”, pero ha descartado llevar a cabo una devolución generalizada ante este conflicto.

Frente a la posición de Bankia -donde devolverán casi todo el dinero- como la de Sabadell -estudiarán caso a caso-, BBVA tendrá una posición “diferente, que es la buena”, ha indicado González. “Vamos a respetar a los clientes y a evitar la conflictividad que podamos, pero también vamos a respetar los derechos de los accionistas”, ha aclarado. “Me gustaría ser Papá Noel todas las mañanas, pero no tenemos libertad para hacer las cosas que nos gustaría hacer”, ha indicado en clara referencia a la posición de entidades como Bankia y BMN. “No vamos a estar en los extremos, sean cuales sean”, ha matizado.

Francisco González ha aclarado que procederán a devolver el dinero “a las personas que tengan derecho a ello”, atendiendo a la “casuística diversa” que existe entre sus clientes. El presidente de BBVA ha recordado que del impacto inicial estimado de 1.200 millones de euros por estos reintegros, han provisionado 577 millones tras la recomendación de un auditor que ha examinado “caso por caso” a quién le correspondería esa devolución.

Aunque esas dotaciones representen la mitad de los cálculos iniciales, no implica que se rechazará la devolución al 50 % de los afectados. El banco, que no ha determinado el número de posibles afectados, analizará los diferentes perfiles de clientes “en detalle”, sin discriminar a ningún tipo de colectivo inicialmente. “No vamos a rechazar a priori una reclamación”, ha indicado González, quien no descarta la devolución para situaciones como las de aquellos hipotecados que se hayan beneficiado de una reestructuración de sus préstamos, por ejemplo.

Lo que sí ha querido dejar claro Francisco González es que a raíz de todos los conflictos planteados en torno al sistema hipotecario, y de cara a la futura ley que el Gobierno quiere reformar, “los consumidores pueden verse perjudicados porque todo esto hace que se encarezcan las condiciones de prestación de las hipotecas”. Para González, “cuantos más requisitos tenga el producto, será más caro y eso es natural”, ha anticipado de cara al futuro.

Los resultados del banco en España en 2016 reflejan una caída considerable de los ingresos por comisiones, que han retrocedido más de un 6 % con respecto al ejercicio anterior. Por ello, el consejero delegado de la firma, Carlos Torres Vila, ha vislumbrado que el cobro de las comisiones no sólo no descenderá sino que podría incrementarse a medio plazo. Lo ha hecho al recordar que en la medida que la entidad “ayude a los clientes a tomar decisiones, gestionar sus finanzas y asesorarles”, cada vez con más inversión en tecnología, “los clientes estarán dispuestos a pagarnos parte del valor que les estamos aportando”. En cualquier caso, Torres Vila ha aclarado que la entidad tiene que ser muy transparente en esta materia con sus usuarios.