El Gobierno italiano aprueba el decreto para rescatar a bancos en apuros como el Monte dei Paschi

Un hombre camina sobre el logo del Monte dei Paschi en sus oficinas de Roma.
Un hombre camina sobre el logo del Monte dei Paschi en sus oficinas de Roma. / Alessandro Bianchi (Reuters)
  • El banco italiano no ha logrado los 5.000 millones de euros que perseguía con su recapitalización bursátil, concluida este jueves y que forma parte de los planes de saneamiento de la entidad

El Gobierno de Italia ha aprobado esta noche un decreto con el que destinará 20.000 millones de euros para fortalecer las entidades bancarias que presenten problemas financieros, como es el caso de Banca Monte dei Paschi di Siena (MPS).

Tras un Consejo de Ministros extraordinario celebrado a medianoche, el primer ministro italiano Paolo Gentiloni ha confirmado en rueda de prensa la aprobación del mencionado decreto, para lo que obtuvo el miércoles el permiso del Parlamento.

Monte dei Paschi ha anunciado hoy que no ha logrado los 5.000 millones de euros que perseguía con su ampliación de capital, concluida este jueves y que forma parte de los planes de saneamiento de la entidad.

Tras una reunión del Consejo de Administración, MPS ha anunciado en un comunicado el fracaso de su ampliación y ha agradecido a "todos los empleados por el gran esfuerzo realizado al servicio de la banca y de los clientes en este delicado momento de la historia de la entidad".

El banco ha explicado que "no se han registrado manifestaciones de interés por parte de un 'inversor ancla' disponible a efectuar una inversión relevante" en MPS.

Esta circunstancia, según la nota, "ha influido negativamente en las decisiones de inversión de los inversores institucionales, limitando significativamente las adhesiones a la oferta".

Paralelamente MPS había captado 2.447 millones de euros en sendas ofertas de canje de deuda subordinada por acciones, dirigidas a los accionistas institucionales y, por otro lado, a los 40.000 pequeños ahorradores.

Estos bonos serán devueltos a sus propietarios en los términos indicados en la oferta, agregó el comunicado.

La ampliación de capital se inserta en los planes de saneamiento de esta entidad, que acumula una abultada cartera de créditos morosos, de los que espera ceder alrededor de 27.000 millones de euros.

El fracaso de la ampliación de capital abre la puerta a la intervención del Gobierno, que ha recibido del Parlamento el permiso de endeudarse con el fin de crear un fondo de 20.000 millones dirigido a ayudar a las entidades en apuros que así lo requieran.

Una de las hipótesis que barajan los analistas es que el Ministerio de Economía y Finanzas italiano aumente su participación en MPS, pasando de poseer el 4 % de sus participaciones a convertirse en su accionista mayoritario al menos durante un tiempo.

De este modo el Gobierno pretende estabilizar el tercer banco por nivel de activos de un sector bancario que acumula 360.000 millones en créditos morosos, de ellos 200.000 millones altamente insolventes, según un informe de julio del Ministerio de Economía.

Por otro lado la entidad de Siena publicó el miércoles un documento que actualiza su situación de liquidez y en el que explica que si no consigue la ampliación entraría en números rojos en cuatro meses y no en once como había comunicado el pasado 16 de diciembre.

En concreto advirtió que ya en el quinto mes su situación registraría 15 millones en negativo y que empeoraría en el duodécimo mes hasta un saldo negativo de 740 millones de euros.