El Norte de Castilla

Santander esquiva, por ahora, el 'Brexit' y prevé ganar más de 6.000 millones a final de año

Ana Botín.
Ana Botín. / Archivo
  • La entidad no descarta pujar por BMN si el grupo bancario saliera al mercado «al mejor precio posible» de venta

  • El banco mantendrá las condiciones de la Cuenta 123, con la que ha ganado un 22% más de clientes particulares

A pesar de que el beneficio de Banco Santander se ha visto reducido más de un 22% en los nueve primeros meses del año por la ausencia de algunos ingresos extraordinarios frente a los que generó entre enero y septiembre del año pasado, la entidad prevé finalizar el ejercicio con un resultado mejor del que registró en 2015. Entonces, el grupo ganó 5.966 millones de euros. Para este año "seremos claramente capaces de mejorar esos resultados", ha anticipado el consejero delegado, José Antonio Álvarez, durante la presentación de resultados. Antes, la presidenta, Ana Botín, ha anticipado que esa futura realidad permitirá incrementar el dividendo y el beneficio por acción.

El máximo responsable del banco ha indicado que se superarán esos casi 6.000 millones de euros y lo harán "de forma ordinaria", sin la presencia de alguna operación de venta de activos que pudiera generar un ingreso extra a la cuenta de resultados en este último trimestre.

Las perspectivas del banco son optimistas, incluso a pesar del 'brexit', después del referéndum del 23 de junio. En Reino Unido, el banco obtiene un 19% de sus resultados globales. Sin embargo, el consejero delegado de la firma ha reconocido que "es demasiado pronto para ver el impacto". Álvarez ha recordado que lo que Santander tiene en las islas británicas es "un banco doméstico que se ve impactado por las dinámicas de esa economía".

De hecho, el director financiero del banco, José García Cantera, ha firmado que "todavía" no han experimentado "ningún impacto como consecuencia" de la futura salida del país británico de la Unión Europea. Hasta ahora sólo se han publicado "datos económicos anecdóticos". Y será en los próximos trimestres "y a final de año" cuando "se pueda tener una idea" de las repercusiones posibles, que aún "son limitadas".

En clave española, Santander ha obtenido un beneficio de 785 millones de euros, lo que supone un 11% menos que entre enero y septiembre del año pasado. La caída del resultado en el mercado nacional se debe fundamentalmente a la reducción del margen de intereses -ha descendido un 12%-, pero no tanto a la caída de los ingresos por comisiones. De hecho, esta partida ha aumentado casi un 5% hasta lograr 1.330 millones de euros. En las tarifas procedentes de la parte comercial, el incremento ha sido de un 9% frente al retroceso del 5% experimentado en el mismo periodo de 2015.

Remuneración al 3%

Los responsables del banco se muestran satisfechos con la evolución de la Cuenta 123, el producto estrella de vinculación de la entidad con los particulares. "Está yendo muy bien", ha reconocido José Luis Álvarez, quien ha recordado que ya cuenta con 1,5 millones de clientes en España "y hemos logrado que medio millón de nóminas se hayan cambiado a este producto". Por ahora, Santander no se ha planteado modificar las condiciones de este paquete comercial que incluye una remuneración de hasta el 3% de interés, bonificaciones de diversos tipos y la entrega de acciones a sus titulares.

Se trata de uno de los pocos productos que ofrecen unos tipos elevados frente a la media del mercado, más encaminado de forma generalizada a remunerar con escaso margen los ahorros de los depositantes. Aunque esta Cuenta 123 no genera beneficios al banco por sí sola -supone ofrece intereses elevados en una etapa de tipos en mínimos-, Álvarez aclaró que "son muchos los efectos positivos que provoca" en el negocio del banco, en cuanto a contratación y uso de tarjetas, saldos en cuenta corriente, etc.

Ante la posibilidad de que Banco Mare Nostrum (BMN) salga al mercado, el consejero delegado de Santander ha indicado que "en ese momento veríamos" lo que harían. No ha descartado acudir a una posible operación de compra, pero tampoco ha querido significarse demasiado proponiéndose como una de las entidades dispuestas a adquirir el banco que aglutina las antiguas cajas de Granada, Murcia, Sa Nostra y Penedés. "La obligación de sus dueños es venderlo al mejor precio posible y recuperar lo máximo" frente al proceso de nacionalización en el que BMN se vio inmerso hace varios años por parte del FROB.

Menos extraordinarios

Santander obtuvo un beneficio atribuido de 4.606 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 22,5% con respecto al mismo periodo de 2015, según ha informado este miércoles la entidad, que ha achacado esta caída al impacto de varios efectos no recurrentes en el segundo trimestre de este año y en el mismo periodo de 2015.

En concreto, el banco ha explicado que la reducción de su beneficio es consecuencia de una serie de operaciones extraordinarias realizadas en el segundo trimestre, entre las que figuran los costes de reestructuración, que restaron 475 millones de euros; las plusvalías por la venta de VISA Europe, que sumaron 227 millones de euros) y un cambio en el calendario de aportación al Fondo de Resolución Europeo (que restaron 120 millones).

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha destacado que los resultados en los nueve primeros meses de este año son "buenos", con un millón más de clientes vinculados que confían en la entidad, que se mantiene entre los bancos líderes por rentabilidad. "La fortaleza del modelo nos permite avanzar en el cumplimiento de nuestros objetivos, pese al entorno de bajos tipos de interés en las economías desarrolladas. Este año destaca el crecimiento de Latinoamérica y del negocio de financiación al consumo", ha señalado.