El Norte de Castilla

Las cajas rurales se suman a la Iniciativa Pyme con 200 millones de financiación

Nicanor Santos,  presidente de las Cajas Rurales de Castilla y León
Nicanor Santos, presidente de las Cajas Rurales de Castilla y León / . / ALICIA PÉREZ
  • Pretenden estimular la inversión privada para lograr un crecimiento sostenible y que las empresas sean más competitivas

Las Cajas Rurales podrán ofrecer financiación en condiciones ventajosas a las pequeñas y medianas empresas españolas tras la firma de un acuerdo denominado Iniciativa Pyme mediante el cual se ponen 200 millones de euros durante los dos próximos años a disposición de estas empresas.

El acuerdo cuenta con el apoyo de una garantía proporcionada por el Fondo Europeo de Inversiones y está respaldada por fondos Feder de la Unión Europea, el Banco Europeo de Inversiones y por el programa marco de la UE para la Investigación y la Innovación Horizonte 2020, según ha informado Caja Rural de Zamora en un comunicado.

Con esta iniciativa, las Cajas Rurales pretenden continuar su apoyo a proyectos viables que contribuyan a la sostenibilidad de las empresas, impulsándolas en su actividad, en la entrada de nuevos mercados y fortaleciéndolas en sus actividades generales.

Crecimiento sostenible

Además con esta, línea el Fondo Europeo de Inversiones cumple con el objetivo de estimular la inversión privada para el crecimiento sostenible y una Europa más competitiva.

Con el producto Iniciativa Pyme el Fondo Europeo de Inversiones garantiza parte de la financiación a los intermediarios financieros en caso de potenciales pérdidas en las que pudieran incurrir como consecuencia de la financiación de la deuda.

La principal misión del Fondo Europeo de Inversiones es apoyar a las pequeñas y medianas empresas de Europa, ayudándolas a acceder a la financiación y para ello diseña y desarrolla instrumentos de capital, riesgo y garantías específicamente dirigidas a ese segmento de mercado.

El Banco Cooperativo y sus Cajas Rurales asociadas es uno de los principales actores bancarios operantes en España al contar con más de 2.200 oficinas y 8.053 empleados y su solidez financiera y patrimonial se plasma en unos activos de más de 56.000 millones de euros y unos fondos propios de más 4.400 millones de euros.