Los clientes de ING podrán sacar dinero en los supermercados Dia y gasolineras

Clientes hacen la compra en un supermercado Dia.
Clientes hacen la compra en un supermercado Dia. / Archivo
  • A la hora de pagar con tarjeta, al cliente se le carga una cantidad superior al importe de la compra y la diferencia se entrega en metálico

  • El sistema 'cashback' está implantado en Reino Unido, donde el número de oficinas bancarias y de cajeros automáticos es mucho más reducido

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¿Qué le parecería tener el cajero en el supermercado o en la gasolinera? Eso es lo que probarán a partir de ahora los clientes de ING. Un acuerdo con la cadena de supermercados Dia y con las estaciones de servicio propias de Galp y Shellles permitirá obtener dinero en efectivo de forma gratuita en la caja del supermercado cada vez que hagan la compra o al repostar combustible en la gasolinera. El sistema, conocido como 'cashback', está implantado en países como Reino Unido donde el número de oficinas bancarias y de cajeros automáticos es mucho más reducido. Básicamente, consiste en que a la hora de pagar con la tarjeta de ING se carga una cantidad superior al importe de la compra y la diferencia se entrega al cliente en metálico.

Este servicio es pionero en España y estará disponible a partir del 26 de septiembre. Habrá más de 3.500 puntos de extracción de efectivo, de los cuales casi 2.900 corresponderán a las tiendas propias de Dia. A través de la aplicación móvil Twyp Cash, compatible con cualquier Smartphone con sistema operativo IOS o Android, los usuarios podrán solicitar con su móvil la retirada de un mínimo de 20 euros hasta un máximo de 150 euros en la línea de cajas con la condición de que siempre esté ligada a una compra.

La guerra de las comisiones en los cajeros que se desató hace un año dejó malparada a ING, una entidad que prácticamente no tiene oficinas ni cajeros. Aunque llegó a acuerdos con otros bancos, como el Popular, Bankia o Bankinter, para permitir que sus clientes sacaran dinero sin pagar comisión (la asume el banco naranja siempre que hay un importe mínimo de extracción en determinados casos), y ha instalado ya cuarenta cajeros propios en centros comerciales, su red seguía siendo insuficiente. La directora general de ING Direct, ALmudena Román, explicó hoy que Twyp Cash nace con vocación de crecimiento: "Hemos creado un ecosistema abierto en el que hay cabida para más socios y entidades".

La guerra de las comisiones por sacar dinero de los cajeros la inició Caixabank, que empezó a cobrar dos euros a los no clientes cuando obtenían efectivo de sus cajeros. A Caixabank, que cuenta con la red más amplia de cajeros -más de 9.500-, se le unieron los otros grandes bancos como Santander o BBVA, El conflicto se resolvió con una norma del Ministerio de Economía que reconoció el derecho de las entidades a cobrar a los no clientes.