Los autónomos esperan una media de 38 días para cobrar sus facturas de la administración regional

Pilar del Olmo y Cristóbal Montoro, responsables de del finanzas autonómicas y estatales. / EFE

El plazo se sitúa por debajo de los 52 días de media que tardan en pagar el conjunto de autonomías, según un informe de ATA

EL NORTEVALLADOLID

La Junta de Castilla y León tarda en pagar a los autónomos 38 días, lo que supone 17 días menos que hace un año y sitúa a la administración de la comunidad como la cuarta que salda sus deudas más rápido, solo por detrás de País Vasco (27 días), Navarra (29) y Andalucía (33). Además, la media del pago de las administraciones autonómicas en el conjunto de España fue de 52 días con una reducción de 12.

Según el informe presentado hoy por la federación de autónomos ATA, solo las administraciones autonómicas redujeron los periodos medios de pago, al pasar de 64 días en 2016 a esos 52 días hasta el mes de septiembre. Por el contrario, la administración central tardó 71 días en pagar a los autónomos, 28 días más que en el año anterior, al tiempo que la administración local aumentó el periodo de pago hasta los 91 días, 11 días más que en 2016.

Las comunidades autónomas con el mayor retraso en los pagos a los trabajadores por cuenta propia hasta el tercer trimestre de 2017 fueron Murcia (89), Comunidad Valenciana (83) y Cantabria (79).

Los 38 días de plazo en el pago en Castilla y León suponen un descenso del 31% (17 días) respecto al tiempo de morosidad pública registrado en el mismo periodo de 2016.

Por lo que respecta al sector privado, el informe de ATA señala que los plazos de pago de empresas a los autónomos se redujeron en 3 días, hasta los 71 de media estatal.

En todas las comunidades autónomas las empresas disminuyeron el periodo medio de pago, si bien los plazos más largos se registraron en Extremadura (79), Asturias, Canarias y Cataluña (todas con 76).

Por el contrario, las empresas de Navarra (63), País Vasco (64) y Baleares, Cantabria y Galicia (las tres con 65) pagaron en los menores plazos.

Además, la Diputación de Pontevedra (17 días), junto con las diputaciones de Valladolid y el cabildo insular de La Gomera (20 días), Diputación de Palencia y de Cádiz (21 días), son las que menos tiempo hacen esperar a sus proveedores, cumpliendo la Ley de Morosidad con holgura al pagar tres semanas o menos. Burgos registra la peor media (68 días).

Fotos

Vídeos