El presidente de Vitartis, Félix Moracho, junto al director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Fernando Burgaz.
El presidente de Vitartis, Félix Moracho, junto al director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Fernando Burgaz. / Foto de Paco Santamaría.

Vitartis reelige a Félix Moracho como presidente

  • La asociación amplía su estructura de dirección para fortalecer sus funciones de representación y el máximo dirigente de la entidad alerta del efecto negativo de aumentar la fiscalidad al consumo

Félix Moracho Fuertes (Huercasa) ha sido reelegido como presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), en el transcurso de la asamblea general que se ha celebrado este martes en las dependencias de Calidad Pascual en Aranda de Duero (Burgos). El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, que acudió a la asamblea acompañado por la subdirectora general de Estructura de la Cadena Alimentaria, Esther Valverde, fue el encargado de clausurar la asamblea.

La asamblea general de Vitartis, que ha reunido a los casi 90 asociados con los que cuenta en la actualidad, ha elegido por unanimidad a la nueva junta directiva de la asociación, encabezada por Félix Moracho e integrada, además, por Francisco Hevia (Calidad Pascual), Javier Labarga (Cetece), Juan Miguel Martínez Gabaldón (Galletas Gullón), Nicolás Lara (Clavo Food Factory), Carlos Rico (Acor), Enrique Torres (Santiveri), Juan Luis Rivero (Azucarera), Beatriz Escudero (Pharmadus), Pedro Ruiz (Pago de Carraovejas) y Gustavo Herranz (Viveros Campiñas).

Además, la asamblea ha facultado a la junta directiva para poder elegir a dos vicepresidentes, cuyas funciones serán las de colaborar con el presidente en las tareas de gobierno y muy especialmente en las funciones de representación, tanto ante las administraciones públicas como en las relaciones con otros colectivos y organizaciones.

La experiencia de Carlos Moro

La asamblea general de Vitartis ha aprobado también el Estatuto del Expresidente, con el objeto de que quienes hayan estado o estén en el futuro al frente de la asociación puedan seguir prestando servicios concretos a los asociados, poniendo al servicio de todo el colectivo su experiencia adquirida. Hasta el momento solamente reúne esta condición el presidente-fundador de Vitartis, Carlos Moro (Matarromera).

Ambas iniciativas, según se ha explicado este martes ante la asamblea general, son consecuencia del importante crecimiento que ha registrado Vitartis, que prácticamente ha duplicado su número de asociados en los dos últimos años, periodo que se corresponde con el primer mandato de Félix Moracho como presidente y de Cristina Ramírez de Lara como directora general.

El reto de la competitividad

El presidente de Vitartis, que agradeció a los asociados el apoyo recibido, aseguró ante la asamblea general que la industria alimentaria de Castilla y León, como la del resto de España, tiene por delante el reto de mejorar constantemente en términos de competitividad para mantener la confianza de los ciudadanos y su posición de liderazgo en los mercados. Una idea, recordó, en la que ha insistido la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y que ha subrayado en la revista anual de Vitartis, cuyo segundo número se ha presentado en el transcurso de la asamblea.

Sin embargo, según dijo, este compromiso con la competitividad, «al que no debemos ni podemos renunciar», tiene que vencer algunas resistencias que suponen «serias dificultades para todos». «Algunas de ellas emanan de nuestras propias industrias; por ejemplo, las habituales resistencias al cambio de cultura que nos viene impuesto por la nueva era digital en la que ya nos encontramos; o las que se derivan de nuevas normativas, como la Ley de la Cadena Alimentaria», agregó.

La importancia del consumo

Pero existen otras resistencias que son ajenas a las propias industrias, señaló Moracho. «Me refiero a las incertidumbres que ofrece el marco geopolítico internacional o, sin ir más lejos, a las decisiones de las administraciones españolas, que no solamente generan una legislación excesivamente prolija, sino que con frecuencia ponen la lupa en determinadas actividades productivas para la obtención de mayores ingresos en la búsqueda del equilibrio de las cuentas públicas», añadió.

El presidente de Vitartis alertó, en este sentido, acerca de las consecuencias negativas que tendrá el incremento de la presión fiscal sobre el consumo, «con impuestos específicos como el del azúcar, cuando de todos es sabido que el consumo de los hogares es el principal motor de crecimiento de la economía española en esta etapa de recuperación».

En todo caso, añadió Félix Moracho, Vitartis va a seguir trabajando como hasta ahora «en un permanente impulso a la innovación como cauce más eficaz para que nuestras industrias sigan mejorando en competitividad, estrechando los lazos de colaboración entre las empresas y entre éstas y las fuentes del conocimiento, que son las universidades y los centros tecnológicos de Castilla y León, en la seguridad de que esta vía -en la que ya tenemos experiencia- es la más fecunda para nuestras industrias, para los territorios en los que se asientan y para la economía de nuestra comunidad», concluyó.