El petróleo de La Lora, un emblema en la encrucijada

Pozo petrolífero de Ayoluengo, en Burgos.
Pozo petrolífero de Ayoluengo, en Burgos. / El Norte
  • El Gobierno deniega a la empresa británica LGO la prórroga de la concesión petrolera más antigua de España

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

La España franquista de mediados de los años sesenta del siglo pasado andaba embarcada en el desarrollismo y cada vez necesitaba más petróleo, pero también requería exportar una imagen que hablara de su despegue industrial, no solo de ese turismo extranjero que comenzaba a llegar a las playas del litoral mediterráneo. Así que cuando el petróleo surgió del pozo de Ayoluengo en aquel 6 de junio de 1964, el pequeño pueblo burgalés de Valdeajos, perteneciente al Ayuntamiento de Sargentes de la Lora, la propaganda franquista no solo comenzó a referirse a la comarca como la ‘Texas española’, sino que también aprovechó para vender las bondades del régimen y su impulso del sector de los hidrocarburos.

La provincia burgalesa también acogería unos años más tarde, en 1971, parte del rodaje de ‘Las petroleras’, un western paródico dirigido por Christian-Jaque, con Brigitte Bardot y Claudia Cardinale en los roles protagónicos, lo que también contribuyó a ofrecer una imagen más internacional del petróleo hispano y de las posibilidades del país como un buen plató, con Almería como referente indiscutible.

Pero ese yacimiento petrolífero ha continuado activo y ha resistido al cambio de siglo, y su historia, plagada de distintas vicisitudes, ha discurrido paralela al cambio de régimen político en España y a todas las profundas transformaciones sociales vividas en las últimas décadas. Hasta hace unos días, cuando la empresa británica Leni Gas&Oil (LGO), que explota el pozo desde hace diez años, a través de su filial Compañía Petrolífera de Sedano (CPS), decidió comenzar a parar la producción ante la tardanza del Ministerio de Energía en renovarle la concesión.

Hasta el 31 de enero

Los temores de LGO se vieron confirmador ayer cuando el Consejo de Ministros le denegó la prórroga de la concesión por diez años que le permitía explotar el yacimiento al haber alcanzado el plazo máximo establecido por la ley, según la referencia oficial. El límite temporal previsto en la ley 21/1974 determinaba que la caducidad de la concesión –que tenía una duración de cincuenta años– se producirá el próximo martes, 31 de enero. Así que si ninguna otra empresa retoma la explotación se cerraría el pozo petrolífero español más antiguo y a su vez el último yacimiento en tierra de la España peninsular, puesto que solo quedarían activas plataformas costeras.

No obstante, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital podría convocar un concurso para adjudicar una nueva concesión si alguna empresa mostrara interés, incluida LGO, que ya comunicó a las autoridades en agosto de 2015 que quería multiplicar por más de diez la producción y llegar a los 1.500 barriles diarios, frente a los 115 actuales.

El yacimiento contabaen su inicio con 52 pozos, que producían más de 5.000 barriles diarios. Ahora solo quedaban activos diez pozos, con una producción entre 100 y 150 barriles. Comparativamente, la explotación de Ayoluengo produce una cantidad equivalente al petróleo que España consume en diez segundos. Pero LGO, que cotiza en Londres, sigue confiando en su potencial y Ayoluengo es uno de sus mayores activos.