El recibo de la luz sube un 4,2% en diciembre, pero cierra el año con una bajada del 10,8%

Varios contadores de luz.
Varios contadores de luz. / Álex Domínguez
  • Según datos de la CNMC, ha encadenado su octavo mes consecutivo de subidas

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El recibo medio de electricidad ha experimentado un alza del 4,2% en diciembre, con lo que encadena su octavo mes consecutivo de subidas, según datos recogidos a partir del simulador de factura de la luz de la Comisión de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Sin embargo, esta circunstancia no impide que 2016 se cierre con una bajada del 10,8% con respecto a 2015 para el caso de un consumidor medio. El año se ha caracterizado por fuertes bajadas en los primeros meses y por el encadenamiento de subidas a partir de mayo.

De hecho, el encarecimiento de la factura registrado en diciembre, fruto de la subida de precios en el mercado mayorista de electricidad, se produce tras las registradas en noviembre (2,3%), octubre (7,3%), septiembre (1,5%), agosto (0,9%), junio (1,5%) y julio (8,3%).

En mayo, tras encarecerse un 0,7%, el recibo interrumpió la tendencia a la baja que le había conducido a acumular un abaratamiento del 19% hasta abril, después de haber caído en los meses de enero (10,6%), febrero (6,5%), marzo (0,4%) y abril (3,1%), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La CNMC ha anunciado que estudiará las razones por las que este mes se había disparado en más de un 30% el precio de la electricidad al por mayor, desde 40 euros por megavatio hora (MWh) a 60 euros. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha considerado acertada esta actitud.

En diciembre, el consumidor medio ha pagado un total de 71,58 euros por el recibo de la luz, frente a los 68,68 euros de noviembre. En la comparativa se toman los primeros 30 días de diciembre para realizar un cálculo homogéneo. El importe de 71,58 euros de la factura de diciembre se desglosa a razón de 14,66 euros por el término fijo, 41,62 euros por el consumo, 2,88 euros por los impuestos eléctricos y 12,42 euros por el IVA.

751 euros de recibo anual

Esta evolución de precios corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Industria en sus cálculos, con una potencia de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.

En el conjunto de 2016, el consumidor medio ha pagado un total de 751 euros por el recibo de la luz, frente a los 842 euros desembolsados en el año anterior.

Este descenso en el acumulado anual se debe principalmente a los bajos precios de la electricidad que se registró en el mercado mayorista, conocido como 'pool', en la primera parte del año, especialmente en los dos primeros meses, debido a la mayor participación de la eólica y la hidráulica, gracias a los temporales de lluvia y viento.