El Norte de Castilla

El Gobierno eleva la previsión de crecimiento de 2016 hasta el 3,2%

La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido.
La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido. / EFE
  • La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, estima que el avance del PIB será en torno a esa cifra, lo que supone una mejora de tres décimas respecto a la anterior proyección

El Gobierno presentará en las próximas semanas una actualización del cuadro macroeconómico en el que revisará al alza las previsiones del PIB. "Se espera cerrar este año 2016 con un crecimiento en torno al 3,2%", ha adelantado hoy la nueva secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido. Una cifra que supone tres décimas más que la anterior proyección enviada a Bruselas en julio. Precisamente, la Comisión Europea también mejoró hace unos días el crecimiento de España hasta el 3,2%. También el FMI elevó al 3,1% el avance del PIB para este ejercicio.

En este sentido, la economía avanzó en el tercer trimestre un 0,7%, apenas una décima menos que el registrado durante el primer semestre. Asimismo, el Banco de España también elevó al 3,2% su perspectiva de crecimiento para 2016. Una cifra que coincide con la estimación publicada hoy por la CEOE, quie incluso no descarta un ritmo "superior" al del año pasado (3,2%).

El pasado viernes el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, también avanzó que el PIB de España avanzará un 2,5% en 2017, lo que supone dos décimas más que la anterior proyección y una estimación un poco más optimista que el 2,3% anunciado por la Comisión Europea.

Por otra parte, Garrido ha recordado que el Gobierno está trabajando en los Presupuestos de 2017 con el objetivo de "amoldar" las cuentas a la pluralidad del Parlamento. De momento, el primer paso será la aprobación del techo de gasto y la convocatoria de un Consejo de Política Fiscal y Financiera para repartir los objetivos de déficit. Después vendrá la negociación para ajustar los alrededor de 5.500 millones que pide Bruselas para cumplir con el déficit. Precisamente el Ejecutivo confía en que este mayor crecimiento económico limite este ajuste.