El Norte de Castilla

Una mujer pasa delante de una oficina de EspañaDuero, del Grupo Unicaja, en Valladolid.
Una mujer pasa delante de una oficina de EspañaDuero, del Grupo Unicaja, en Valladolid. / Ramón Gómez

Grupo Unicaja consigue un resultado atribuido de 195,1 millones hasta septiembre

  • La entidad bancaria señala que mantiene «un alto nivel de resultados»

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido en los nueve primeros meses de 2016 un beneficio atribuido de 195,1 millones de euros, lo que supone un «alto nivel de resultados sustentado en una elevada capacidad de generación de resultados recurrentes».

La entidad ha señalado en un comunicado, recogido por la agencia Europa Press, que el grupo ha reforzado los niveles de solvencia con un aumento de hasta el 13,7% de la ratio CET1. Igualmente ha continuado la trayectoria de reducción de los riesgos dudosos hasta el 9,95%; ha alcanzado destacados niveles de cobertura crediticia, del 53%, entre los más elevados del sector; ha registrado un impulso en las nuevas operaciones de crédito, con un aumento del 19,7%, por importe de 2.868 millones de euros, y del 40% en pymes, y un alto nivel de liquidez, con una ratio LtD del 82%, de las más bajas del sector.

Hasta septiembre, ha mantenido unos elevados niveles de generación de resultados recurrentes, que permiten alcanzar una cifra de beneficio atribuido de 195,1 millones de euros (el 0,44% de los activos totales medios), que se traduce en una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 9%, a pesar de la menor aportación registrada este ejercicio de las plusvalías por ventas de valores.

Según Grupo Unicaja Banco, los principales factores que han permitido mantener unos elevados niveles de generación de resultados recurrentes han sido la fuerte reducción de los costes de financiación, lo que ha permitido amortiguar el proceso de deterioro de la rentabilidad del activo, provocado por el actual entorno de bajos tipos de interés; la disminución de los gastos de explotación; la reducción de las necesidades de saneamiento, y la progresiva mejora en la aportación de resultados de la actividad inmobiliaria.

El margen bruto ha llegado a 882,3 millones, lo que, unido a una caída del 3,8% del total de costes de explotación, permite un resultado antes de saneamientos de 386,9 millones.

Menos costes de financiación

Respecto al margen de intereses, la reducción de los costes de financiación ha permitido compensar «en gran medida» el efecto que los bajos tipos de interés tienen sobre la rentabilidad media de las inversiones crediticias y de cartera de deuda. El agregado del margen de intereses y las comisiones se eleva a 616 millones.

Por otra parte, la gestión activa de las inversiones en renta fija ha permitido que haya logrado 84,2 millones de resultados por operaciones financieras, aunque este importe es inferior al del ejercicio anterior por las significativas plusvalías realizadas en el mismo.

Como resultados procedentes de comisiones, inversiones en acciones y participaciones y el neto de otros productos/cargas de explotación se contabilizan 338,2 millones, importe que aumenta respecto al año anterior, siendo destacable el resultado obtenido en acuerdos de distribución de seguros generales y la mejora en la aportación de la actividad inmobiliaria del grupo.

El grupo bancario también ha detallado que la «estricta» política de contención y racionalización de los gastos se ha visto reflejada en una reducción de los gastos de explotación en 20 millones, lo que implica una caída interanual del 3,8%. Por otro lado, a fin de consolidar los elevados niveles de cobertura se han destinado a saneamientos y otros resultados 147,3 millones.

Impulso del crédito

La gestión comercial del Grupo Unicaja Banco ha estado orientada a mantener la recuperación progresiva de la actividad crediticia y a realizar una gestión de los recursos que optimice los niveles de rentabilidad.

En este sentido, ha destacado, por una parte, el impulso registrado en la contratación de nuevas operaciones de crédito, con formalizaciones por 2.868 millones (+20% respecto al mismo periodo de 2015). Por otra parte, se mantiene un ritmo de crecimiento de los recursos de clientes en línea con la media del sector, incrementando en el ejercicio el peso de los productos de fuera de balance (4,7% más) y de las cuentas a la vista (16,6% de variación interanual).

En relación al volumen de recursos administrados gestionado por el grupo (sin ajustes por valoración), este se eleva a 59.610 millones. Los recursos de clientes minoristas se sitúan en 49.026 millones, destacando el crecimiento acumulado por los depósitos a la vista (+8,2%). Los recursos gestionados mediante instrumentos fuera de balance se elevan a 11.445 millones (+3,4% acumulado en el año).

Respecto al impulso registrado en las nuevas operaciones de crédito, se ha llegado a 2.868 millones de euros (+19,7% respecto al mismo período de 2015). Cabe destacar el crecimiento de las operaciones de financiación destinadas a pymes (+40% respecto a septiembre del pasado 2015).

El saldo del crédito a la clientela (sin ajustes por valoración y excluyendo las operaciones de adquisición temporal de activos) se sitúa en 31.134 millones. El mayor peso dentro de la cartera crediticia corresponde al crédito al sector privado con garantía real (60% del crédito total).

Por segmentos, en la comparación con diciembre de 2015, ha señalado la nueva reducción del peso del crédito al sector promotor (4,3%) y el crecimiento del peso del crédito a empresas (26,4% del crédito al sector privado del grupo).

Alta solvencia

Asimismo, el grupo ha apuntado que el mantenimiento de la capacidad de generación de sus resultados se traduce en un reforzamiento de los niveles de solvencia. El capital ordinario de primer nivel, la ratio CET1, se eleva a 3.549 millones, lo que supone el 13,7% en relación con los activos ponderados por riesgo, superior en 1,8 p.p. a la de septiembre de 2015 (del 11,9%). Asimismo, representa un superávit de 1.150 millones sobre el mínimo prudencial determinado por el Banco Central Europeo (BCE) tras el Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (SREP), del 9,25%.

A cierre de septiembre, el capital total alcanza los 3.569 millones (13,8% sobre los activos ponderados por riesgo -APRs-). Por otra parte, la ratio CET1 calculada con criterios 'fully loaded' (una vez finalizado el período transitorio) aumenta al 12,3%, en comparación con el 11,1% de diciembre de 2015 y el 10,3% de septiembre de 2015.

Una liquidez con holgura

El Grupo Unicaja Banco ha considerado «excelentes» los niveles de liquidez obtenidos con un «elevado nivel de independencia financiera». Así, se registra una baja dependencia de los mercados para la financiación de su actividad ordinaria y una ratio de préstamos sobre depósitos (LtD) que se sitúa en el 82%, de las más bajas del sector.

Asimismo, se ha producido una nueva reducción de la financiación obtenida mediante emisiones en mercados (en 797 millones), a la vez que se ha cancelado la totalidad de financiación obtenida del BCE. Los activos líquidos disponibles (deuda pública en su mayor parte) y descontables en el BCE, neta de los activos utilizados, se elevan al cierre de septiembre a 15.178 millones (26,2% sobre el total balance del Grupo).

Calidad crediticia

Por otra parte, en lo que va de 2016 se mantiene el proceso de reducción de los activos irregulares, con disminuciones netas de 347 millones en los activos dudosos (-10%) y de 104 millones en adjudicados. Así, el saldo de activos dudosos del grupo bancario baja por séptimo trimestre consecutivo hasta 3.208 millones, acumulando una caída de 1.606 millones desde finales de 2014. Respecto a septiembre de 2015, la caída ha sido del 20%, lo que permite reducir la tasa de morosidad al 9,95 por ciento.

Igualmente, el Grupo Unicaja Banco mantiene un nivel de cobertura de los riesgos dudosos del 53%, entre las más elevadas del sector. A septiembre, la cobertura de los activos inmobiliarios adjudicados era del 60% y su saldo neto era de 1.033 millones (1,8% de los activos del grupo).