El Norte de Castilla

La Junta e Iberaval ofrecen 2,5 millones y apoyo a los emprendedores que creen empleo

José Rolando Álvarez y Pilar del Olmo.
José Rolando Álvarez y Pilar del Olmo.
  • Articulan préstamos a coste cero para los primeros 40.000 euros por cada contrato, con los que esperan generar 1.800 puestos de trabajo

Si es usted, por ejemplo, electricista y ahora que parece que la rehabilitación de viviendas se activa decide comprar otra furgoneta y contratar un subalterno; o si es peluquera y ha pensado, es un suponer, que su negocio ganaría mucho con un rincón para manicuras y una aprendiz; o si se siente emprendedor innovador y tiene una idea para, por decir algo, montar una 'start-up' de steak tartars a domicilio… Si está dispuesto a arriesgar sus ahorros y/o su familia pone algo más de manera que ya solo le faltan cuarenta mil euros para los que necesita acudir a un banco… Entonces Iberaval y la Junta tienen una propuesta que hacerle. Le bonifican el crédito para que no tenga que pagar nada de intereses y cuente con hasta 15 años para devolverlo y además le dan cobertura de riesgo de la quinta parte del préstamo, en el caso de que el proyecto cree un puesto de trabajo.

«No hay otro producto mejor en todo el sistema de garantías recíprocas», ha sentenciado con rotundidad José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval, al presentar junto a la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, el enésimo programa de fomento del emprendimiento vinculado a la creación de empleo, que se incorporará a la Lanzadera Financiera de Castilla y León. Con el objetivo de facilitar el acceso a la financiación a pymes, emprendedores y autónomos, podrán acceder a préstamos que serán a coste cero para los primeros 40.000 euros por cada nuevo contrato que generen. Se trata de una línea más dentro de la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos con la que sus promotores prevén que se soliciten 130 millones de euros en créditos con los que crear 1.800 empleos antes de 2019.

«Aunque la banca ahora no tiene problemas de liquidez, sí tiene mucha aversión al riesgo y se muestra reacia a apoyar a quienes no tienen pasado», ha explicado Pilar del Olmo antes de detallar las características del programa de apoyo financiero. Tanto la consejera como José Rolando Álvarez han mostrado su confianza en el éxito de la iniciativa y en sus posibilidades de dinamizar el mercado laboral gracias a sus ventajosas condiciones y porque «cuando se trata de micropymes, como lo son la mayoría del tejido empresarial de Castilla y León, con muy poco dinero se puede crear empleo de forma intensiva».

En detalle

El producto impulsado por la Junta, a través de la ADE, en colaboración con Iberaval instrumenta préstamos de entre 6.000 y 600.000 euros para inversión o circulante, que financian hasta el 100% del proyecto en condiciones ventajosas. Los plazos de amortización van desde los 12 meses hasta los 15 años, con dos de carencia.

En lo que respecta a la bonificación de intereses, el ente público dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda compensará total o parcialmente los gastos de las operaciones de crédito que se formalicen para desarrollar iniciativas que impliquen la incorporación de trabajadores, según han explicado sus artífices. En concreto, el emprendedor podrá acceder a un préstamo gratuito de hasta 40.000 euros por cada nuevo empleo generado. Estas cláusulas son aplicables hasta un límite de 200.000 euros y cinco contratos por empresa y para un periodo máximo de cuatro años. A ello hay que añadir la cobertura de riesgo de hasta el 20% del importe del crédito suscrito, con el fin de contribuir a reducir las dificultades de acceso a los mercados que sufren pymes, emprendedores y autónomos por falta de garantías.

El empresario tiene doce meses desde la fecha de formalización de la operación para acreditar que ha generado el empleo al que se vinculan estas ventajas. No obstante, en el caso de los préstamos para financiar inversión, también se pueden acoger a este producto quienes justifiquen contrataciones entre el 1 de enero de 2015 hasta un año después de la firma del crédito.

Los cálculos de la Junta y la SGR elevan la previsión a un millar de operaciones por importe de 130 millones de euros durante la vigencia de este programa, que se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2018. La Consejería de Economía y Hacienda aporta 2,5 millones para sufragar el coste de los intereses y las garantías de los préstamos.