El mercado del lujo crece un 4% y prevé acabar 2016 con unas ventas de 1.080 millones

El Model X de Tesla.
El Model X de Tesla. / Reuters
  • El 'ecommerce' crece un 7% y se convierte en el tercer 'mercado' de lujo más grande a escala mundial

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El mercado global del lujo creció un 4% y se estima que alcance los 1.080 millones de euros en 2016, según se desprende del estudio anual de Bain & Company sobre el mercado del lujo. En concreto, el incremento de un 8% de las ventas de coche de lujo, unido a que los consumidores también están reorientando su gasto hacia experiencias nuevas y más personales de gama alta como viajes de lujo, comida y vino, e incluso hacia las obras de arte, han impulsado este crecimiento.

La socia de Bain en Milán y autora principal del estudio, Claudia D'Arpizio, ha destacado que el mercado del lujo ha llegado a un "punto de maduración". "Las marcas necesitan poner en práctica estrategias de diferenciación para tener éxito en el futuro. Ya estamos empezando a ver una polarización clara entre ganadores y perdedores en cuanto a rendimiento que emerge a través de distintas categorías de productos y segmentos", ha indicado. Sin embargo, el Brexit, las elecciones presidenciales en Estados Unidos y el terrorismo en Europa están afectando a la confianza del consumidor y los flujos turísticos que están impactan en el consumo.

El informe destaca que el 'ecommerce' sigue con un crecimiento imparable en el mundo del lujo y se convierte en el canal líder en términos de crecimiento, alcanzando una penetración del 7% en 2016, lo que hace que sea el tercer 'mercado' de lujo más grande a escala mundial después de Estados Unidos y Japón.

La tecnología digital continúa siendo una fuerza democratizadora en el mercado global del lujo, lo que ha permitido que las marcas emergentes puedan competir directamente con las compañías más establecidas. "Naturalmente, la entrada de nuevos participantes en el mercado preocupa a las compañías tradicionales por la pérdida de cuota de mercado. Sin embargo, prevemos grandes oportunidades para las marcas que estén dispuestas a pensar y actuar más como sus emergentes competidores", ha explicado la socia de Bain en Milán y co-autora del estudio, Federica Levato.

Las tiendas con ofertas, el 30% del mercado

El informe destaca que los productos de lujo con descuento representan más del 35% del mercado de bienes de lujo personal, y las tiendas de productos con ofertas comprenden más del 30% del mercado. D'Arpizio ha anticipado que el mercado de lujo personal alcanzará entre los 280.000 y 285.000 millones de euros hacia 2020, con tasas de ingresos anuales compuestos de entre un 3% y un 4% a partir de 2017, pero con precaución.

"Las marcas de lujo tienen que ajustar sus expectativas y sus estrategias a medida que entramos en una era en la que el crecimiento ya no es un hecho. Estamos ahora en condiciones de igualdad. Las marcas que adapten su negocio, que tengan omnicanal y un enfoque centrado en el cliente, son las que llegarán arriba. Los que se queden atrás, seguro que perderán cuota de mercado", ha alertado sobre la tendencia del sector.