El Norte de Castilla

La deuda de Castilla y León roza los 11.000 millones y supone por primera vez el 20% del PIB

La sanidad es la principal responsable de que las comunidades tengan que endeudarse.
La sanidad es la principal responsable de que las comunidades tengan que endeudarse. / ANTONIO DE TORRE
  • Crece el 5,8% en el último año, lo que sitúa a la comunidad como la séptima que menos ha necesitado recurrir a la financiación externa

Al cierre de la mitad del presente año, Castilla y León arrastraba una deuda 608 millones mayor que al concluir el primer semestre de 2015. La imposibilidad de cubrir las necesidades financieras de la comunidad autónoma, con el sistema de reparto vigente en el Estado de las Autonomías, según se denuncia de forma recurrente desde la Consejería de Economía y Hacienda, ha situado el nivel de endeudamiento regional en niveles nunca vistos.

Lo más preocupante es que el problema es creciente. No en vano, el incremento intertrimestral registrado entre los meses de abril y junio es el mayor de los últimos cuatro. Hace un año fue del 1,08%, en el trimestre pasado se había moderado hasta el 0,23% y el dato conocido ahora es del 3,91%. EL resultado es que de los 10.388 millones de euros que la Junta adeudaba hace doce meses, o de los 10.582 millones de hace tres, se ha pasado a los 10.996 millones actuales. Nunca antes la deuda había rozado los once mil millones, ni había representado, como ahora, el 20% del PIB.

El dato sitúa a Castilla y León como la séptima comunidad menos endeudada de España, donde todas las autonomías salvo Canarias y Galiciia se encuentran en niveles de récord histórico. Los datos publicados por el Banco de España revelan que Cataluña, con un endeudamiento del 35,9% de su riqueza bruta es la que peor ratio presenta mientras que Madrid, con el 14,2% la menos endeudada en tasa porcentual. La media de las 17 comunidades es del 24,8%.

De los 10.996 millones de deuda que presenta Castilla y León, 2.936 millones corresponden a emisiones y los restantes 8.060 millones son préstamos, de los que 2.053 son a cargo del fondo de financiación de las comunidades autónomas.