El Norte de Castilla

«Han sido dos de los años más intensos de mi vida»

fotogalería

Carlos Villar, con la Medalla de Oro de la Cámara en la solapa, ante su familia. / GABRIEL VILLAMIL

  • Carlos Villar recibe la Medalla de Oro de la Cámara de España «reinventar» la institución cameral de Valladolid en su peor momento y hacerla «dinámica e innovadora»

De bodeguero a bodeguero. Porque aceptó dar la cara en el momento mas difícil. Y por adaptar con éxito la institución a una situación completamente nueva. El hasta hace unos meses presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Carlos Villar, recibió de manos de José Luis Bonet la Medalla de Oro de la Cámara de España en un acto en el que estuvo arropado por su antecesor y su sucesor, las autoridades locales, representantes institucionales, empresarios y su famlia. Villar, que tomó el testigo al frente de la cámara de manos de José Rolando Álvarez y lo cedió dos años largos después a Víctor Caramanzana, declaró que asumió el cargo con “honor y responsabilidad” y el reconocimiento con “orgullo y satisfacción”.

Fotos

  • Carlos Villar recibe la Medalla de Oro de la Cámara de España

“En todo momento he ejercido mi labor con compromiso, han sido dos de los años más intensos de mi vida -manifestó Carlos Villar- y sigo pensando que las cámaras son útiles y merecen la pena”. Al recibir la medalla de manos de José Luis Bonet, el director general de Bodegas Protos destacó las coincidencias que tiene con el presidente de la Cámara de España y de la empresa Freixenet. “Pienso como tú que la empresa es la pieza más importante para el crecimiento económico porque es la que crea empleo”, señaló, para a continuación incidir en el trabajo que desarrolla Bonet para poner en valor la formación, “que es lo que más necesita España, para poder competir en un mundo globalizado”, como elemento fundamental “para retener el talento” y como método de “fomentar el necesario emprendimiento”. Villar tuvo también unas palabras para poner en primer plano la importancia que en el éxito empresarial tiene la familia y sus valores. “Bien lo sabes tú, que tienes doce hijos”, la dijo a Bonet.

El presidente de la Cámara de España resaltó “la valiosa contribución de Carlos Villar, siempre al servicio de las empresas” y su capacidad para demostrar “coraje y valentía e un momento complejo”, marcado por la desaparición de la cuota cameral que las todas las empresas debían abonar obligatoriamente. Así, alabó su “dedicación en la búsqueda de nuevas fuentes de financiación”. “Hoy la Cámara de Valladolid es una de las más dinámicas e innovadoras”, recordó, gracias a la habilidad de Villar para aplicar en la institución las dos máximas que también enarbola en Bodegas Protos: “la calidad y la persecución de la excelencia y la internacionalización entendida como un principio básico y no impuesto por la crisis”.

En la presentación del acto de imposición de la medalla, Víctor Caramanzana elogió “la entrega y el compromiso de Carlos Villar con la institución, sus trabajadores y su historia”. “Esta medalla es un acto de justicia porque en medio de una situación grave y compleja supiste reinventar la cámara para que tomase el camino adecuado, apostando por la formación y el apoyo en la salida al exterior de la empresas y lo hiciste siempre con calidad, sencillez y elegancia”, destacó el presidente de la Cámara vallisoletana.