La producción de coches se dispara en Castilla y León

/ Planta de Iveco en Valladolid.
  • El incremento regional, del 48%, cuadriplica el nacional y las cuatro fábricas de la región ensamblan en el primer cuatrimestre el 15% de la cifra total hecha en España

La fabricación de automóviles en Castilla y León despunta en los primeros cuatro meses del año. Las fábricas de automóviles existentes en la comunidad autónoma han ensamblado el 15% del total de la producción nacional, que alcanza las 833.000 unidades, por lo que las plantas castellanas y leonesas de Renault (Valladolid y Palencia), Iveco (Valladolid) y Nissan (Ávila) acumulan una cifra cercana a los 130.000 automóviles entre los meses de enero y abril pasados, según los datos aportados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

«La producción de vehículos en Castilla y León se ha incrementado en el primer trimestre del año en un 48%, es decir, multiplica por cuatro el crecimiento de la fabricación nacional que es del 12% en el primer cuatrimestre», destacan desde la agrupación de fabricantes. La puesta en marcha de la producción de nuevos modelos como el que se monta desde febrero en Ávila o el éxito de otros, como el todoterreno vallisoletano Captur de Renault son los artífices de este aumento destacado desde la patronal de las ensambladoras instaladas en España.

«En los próximos meses, esperamos mantener la tendencia positiva, ya que empezarán a registrar volúmenes más altos los nuevos modelos adjudicados y, además, llegarán otros nuevos a nuestras factorías», aseguran en Anfac.

Destaca en la subida nacional el incremento de los vehículos comerciales e industriales, con un alza en lo que llevamos de año del 40,33% y casi 191.000 unidades fabricadas.

De 25.000 a 75.000 Captur

En Castilla y León buena parte del incremento es un efecto estadístico provocado por los dos meses de parada en Renault en enero y febrero del año pasado, durante la última fase de la adaptación de la cadena de producción a la industrialización de Captur. La diferencia es que en esa misma factoría este año se ha trabajado a dos turnos, de mañana y de tarde, lo que ha hecho que la producción en esta planta se triplique en los cinco primeros meses de este año, informó ayer el director de Comunicación de Renault España, Jesús Presa, quien participó en Valladolid en el Dacia Tour que abre en Valladolid los actos conmemorativos del inicio de la comercialización de la segunda marca del grupo automovilístico internacional.

El incremento es resultado directo del aumento de pedidos para el ‘crossover’ que se fabrica en la planta de Valladolid de la multinacional. Presa recordó que en un año en los mercados Captur se ha alzado líder de ventas en su segmento en Francia y tiene una importante cifra de ventas en Alemania y en España, pero su penetración llega a cincuenta países, entre ellos China donde ha comenzado a venderse y Corea del Sur, país este último donde la comercialización ha sido exitosa.

En Renault, la producción crecerá de inmediato. La factoría de Carrocerías y Montaje incrementará la cadencia de fabricación el mes de junio próximo. El ritmo pasará de una media de 3.600 vehículos a la semana a 4.500 unidades semanales, lo que significa aumentar la capacidad de producción hasta los 900 automóviles al día, 450 unidades por turno (mañana y tarde). Este aumento ha exigido la creación de 250 puestos de trabajo a mayores de los 1.300 previstos en el Plan Industrial 2014-2016. «La continuidad o la reducción de la cadencia de fabricación dependerá de la evolución de los mercados», insistió ayer Presa.

Despegue de Nissan

La factoría de Nissan en Ávila inició en febrero la producción de su nuevo camión ligero NT500, un proyecto que ha supuesto una inversión de 100 millones de euros en la factoría y que asegura, dada la vida de este tipo de vehículos, una carga de trabajo de al menos 10 años.

El objetivo para 2014 es lograr un volumen de entre 2.500 y 3.000 unidades, más del doble de lo alcanzado en los dos últimos ejercicios por el Atleon, al que sucede.

Sumada la producción del camión más pequeño Cabstar, el volumen en 2014 rondaría las 11.000 unidades, un 25% más que el año pasado. El 90% de esa cantidad se destinará a Europa, donde la planta de Ávila -que cuenta con una plantilla de 501 trabajadores que montan una media de 60 vehículos al día- es la única en Europa del constructor japonés en camiones.

Iveco, por su parte, incrementó la carga de trabajo de la fábrica de Valladolid en el segundo semestre del año pasado y sus previsiones para 201 4 rondan las 35.000 unidades. Su capacidad de producción anual es de 38.520 unidades en dos turnos con 1.046 trabajadores. Su plan industrial prevé unas inversiones de más de 15 millones de euros en 12 meses. Desde el segundo trimestre del año pasado Valladolid se ha especializado en la producción de la versión chasis cabina del nuevo Daily. Además, monta algunas versiones de nicho o destinadas a determinadas zonas geográficas. A partir de la segunda mitad de 2014, la fabricación del actual modelo Daily se centrará en la planta española hasta que finalice su demanda. Pero desde junio próximo también comercializará la nueva versión, la tercera generación del Iveco Daily.