Verdasco, que se enfrentará a Schwartzman, confía en conquistar también el título individual en Río

Verdasco y Marrero, celebrándolo./Afp
Verdasco y Marrero, celebrándolo. / Afp

Verdasco y Marrero conquistan el título de dobles

EFE Río de Janeiro

El tenista español Fernando Verdasco, que hoy conquistó al lado de su compatriota David Marrero el título de dobles del Abierto de Río de Janeiro, el único torneo ATP 500 de Sudamérica, dijo confiar en la posibilidad de vencer también el individual el domingo.

"Mañana será una final bonita ante al argentino Diego Schwartzman y ojalá sea un día bueno y positivo para mí, para que pueda terminar la semana invicto tanto en individual como en dobles", afirmó el español en una rueda de prensa.

Poco antes de alzar el título de dobles en la noche del sábado junto a Marrero tras la victoria por 5-7, 7-5 y 10-8 sobre la pareja compuesta por el austríaco Alexander Peya y el croata Nikola Mektic, el tenista de Madrid garantizó su cupo en la final de la competición individual con una triunfo por 6-1 y 7-5 en semifinales sobre el italiano Fabio Fognini.

"Fueron dos partidos muy duros, de mucha tensión, pero lo positivo claramente es que he ganados los dos. Y espero que la confianza de seguir ganandome de fuerza mañana para la final individual", afirmó.

El madrileño agregó que lo principal es "estar bien físicamente para darlo todo en el partido" al referirse al desgaste que le ha supuesto disputar las dos competiciones y enfrentar dos duros partidos este sábado tras los dos del viernes.

Verdasco, número 40 en la clasificación internacional y dueño de siete títulos pero que no llegaba a una final en torneos ATP desde hace casi un año en Dubai, se medirá en la final de Río de Janeiro al argentino Schwartzman, vigésimo tercero del mundo y que disputará su primera final en un ATP 500.

"Claro que para mí es más importante el individual, pero siempre es bonito ganar un título aunque sea en duplas y mañana tengo la posibilidad de jugar otra final y de darlo todo para intentar ganarlo", agregó al admitir que está más centrado en la final del domingo que en la de este sábado. Sobre Schwartzman, su rival en la final de mañana, dijo conocerlo bien pese a haberlo enfrentado en pocas oportunidades.

"Es un jugador que conozco bien. Estuvimos entrenando juntos un día en Buenos Aires antes de empezar el torneo (el Abierto de Buenos Aires la semana pasada). Ambos ya llevamos un tiempo en el circuito, claro que yo más", afirmó al referirse a los 25 años de su rival.

Verdasco y Schwartzman fueron los sobrevivientes de un torneo en que se quedaron por el camino las cuatro primeras cabezas de llave: el croata Marin Cilic, número tres del mundo, el austríaco Dominic Thiem (6), campeón del año pasado, y los españoles Pablo Carreño (11), finalista en 2017, y Albert Ramos Vinolas (19).

El Abierto de Tenis de Río de Janeiro forma parte de la gira sudamericana sobre arcilla que comenzó hace dos semanas en Quito, pasó la anterior por Buenos Aires e irá a Sao Paulo en la entrante.

La competición se disputa entre el 20 y el 25 de febrero en las canchas de arcilla del Jockey Club Brasileño y reparte 1,46 millones de dólares en premios. El vencedor se adjudica 500 puntos en la clasificación ATP y 365.560 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos