Paula Badosa conquista el Open de El Espinar

Paula Badosa intenta conectar un revés a una mano durante la final disputada este sábado./Pedro Luis Merino
Paula Badosa intenta conectar un revés a una mano durante la final disputada este sábado. / Pedro Luis Merino
TENIS

La tenista española se impuso en la final del torneo femenino a la turca Ayla Aksu por 6-2 y 6-4

EL NORTE

El Open de Tenis Villa de El Espinar tiene nueva reina. La española residente en Barcelona y nacida en Nueva York, Paula Badosa, ha inscrito su nombre en el palmarés del torneo espinariego, sucediendo a Rocío de la Torre y Jessika Ponchet, vencedoras del campeonato en 2015 y 2016. Badosa derrotó a Ayla Aksu en la final de la III edición del ITF femenino de El Espinar y se coronó como campeona en las pistas segovianas después de un encuentro que se resolvió con claridad en dos mangas (6-2 y 6-4). El triunfo de la jugadora neoyorquina y residente en Barcelona es el segundo para el tenis español en los tres años que el torneo de féminas lleva disputándose en las canchas espinariegas.

Badosa fue de menos a más en las pistas de la localidad segoviana durante el torneo y tras sufrir mucho en las dos primeras rondas, completó cuartos, semifinales y final sin ceder un solo parcial. En la final ante la sexta cabeza de serie, la turca Ayla Aksu (finalista también en el cuadro de dobles), la tónica fue parecida a la de sus dos anteriores encuentros. Badosa dominó desde el servicio con sus precisos golpes planos, que desarbolaron la resistencia de la turca, incapaz de encontrar la manera de hacer daño a su oponente, que cerró el duelo en el segundo parcial de manera impecable.

Con el trofeo de campeona ya en su poder, la que fuera vencedora de Roland Garros en categoría júnior mostró su entusiasmo con la victoria: «Estoy muy contenta, los dos primeros partidos fueron muy duros, en los dos siguientes jugué muy bien y en la final, a pesar de los nervios he podido llevármelo», declaró. «En esos momentos se me pasaban millones de cosas por la cabeza pero al final he conseguido estar tranquila. Ganar en casa es lo mejor que hay y estoy muy contenta y de hecho me emociono un poco porque lo he pasado muy mal con la lesión y luego no conseguía competir y por fin ha llegado la recompensa», declaró Badosa, quien afirmó que su objetivo durante los próximos meses será subir posiciones en el ranking y continuar ganando títulos.

Por su parte, la turca Aksu reconoció haber pasado una semana «muy especial «porque he llegado a mi primera final de un 25,000. Seguramente ha sido un gran honor para Paula ganar un torneo así en casa, pero en general ha sido una gran semana y espero tener más como esta». De cara al futuro, declaró que su objetivo en lo que resta de temporada «es estar en torno al top 200 del ranking para poder jugar la fase previa del Abierto de Australia. Mi próximo torneo será en Estambul, un 60,000 así que será muy duro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos