El Norte de Castilla

TENIs

El año de la resurrección de Del Potro

Del Potro celebra con su afición la Copa Davis.
Del Potro celebra con su afición la Copa Davis. / AFP
  • Sus problemas de muñeca hicieron temer por una retirada prematura del héroe de la Davis, que en la final acabó con una fisura en el meñique, para añadir más épica a lo conseguido en Zagreb

Durante mucho tiempo temió no poder jugar de nuevo al tenis de alto nivel por sus problemas de muñeca, pero Juan Martín del Potro ha podido resurgir de sus cenizas: su segunda parte de 2016 y la conquista de la Copa Davis el domingo confirman que está de vuelta. «Es un momento inolvidable, mucho más fuerte que todo lo que ya viví en el año», admitió Del Potro tras su impresionante victoria ante Marin Cilic, sexto del mundo, en el cuarto punto de la final. El jugador de Tandil había perdido los dos primeros sets y Argentina estaba a punto de hundirse en la final, pero se rehízo y ganó las tres mangas siguientes, para imponerse por 6-7 (2-7), 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3. Incluso acabó con una fisura en el dedo meñique de su mano izquierda, para añadir más épica a lo conseguido.

El hombre que ganó el Open de Estados Unidos de 2009 y fue número cuatro del ránking a principios de 2010 había caído hace apenas unos meses por debajo del puesto 1.000, debido a sus problemas con las lesiones y con la muñeca, que marcaron sus últimos años e hicieron temer por una retirada prematura. Pero 2016 quedará como el año en el que Del Potro volvió a ser Del Potro.

A la Copa Davis regresó en julio en cuartos de final, después de casi cuatro años de ausencia. Fue en Pésaro, en Italia, donde ganó en el partido de dobles de la eliminatoria. En semifinales su papel fue clave al imponerse en el primer día al británico Andy Murray, actual número uno del mundo, y en la final del fin de semana en Zagreb ganó sus dos individuales, contra Ivo Karlovic y Marin Cilic, dos ‘top 20’.

Del Potro está de regreso. En sus años anteriores al parón de las lesiones había perdido todos sus partidos en las finales en las que había estado, en 2008 y 2011, pero esta vez no podía dejar escapar la oportunidad. La ‘Ensaladera’ más codiciada del mundo da brillo a unos meses en los que ya avisó con la plata en los Juegos Olímpicos de Río, dejando en el camino a Novak Djokovic -entonces número uno- y a Rafa Nadal.

En Estocolmo, en octubre, ganó su 19º título individual, logrando su primer trofeo desde el sumado en Sídney en 2014. Acaba el año en el puesto 38 y con el premio de la ATP al mejor regreso del año.

Lluvia de elogios

Cilic, su víctima del domingo, es amigo de Del Potro desde sus años en el circuito júnior y se alegró por lo menos de que el argentino esté recuperado para volver a luchar con los mejores en el próximo año. «Es un gran jugador. Está en un muy buen nivel y seguro que sigue así el próximo año», afirmó el croata, también uno de los mejores de la segunda mitad de 2016.

El propio Federico Delbonis, que consiguió el quinto punto y por tanto la Copa Davis para Argentina, afirmó tras la final que su fuente de inspiración tenía un nombre: Juan Martín del Potro.

«Me inspiré en Juan Martín, en todo lo que puso desde el tercer set. Esa fue la gran motivación», dijo el otro héroe del domingo.

La hinchada argentina desplazada a Zagreb aplaudió a ‘Delpo’ especialmente. El exfutbolista Diego Armando Maradona, que viajó a Croacia para estar con su amigo Del Potro, se quedó con su raqueta. Mientras, los elogios en las redes sociales llovían. Uno de los más simbólicos llegó por parte de Feliciano López, ante el que Del Potro perdió por sorpresa y dolorosamente durante la final de la Davis de 2008 en Mar del Plata, abriendo el camino a la derrota argentina ante su público. «Impresionante Del Potro», escribió el español. «Me sacó el sombrero», sentenció.

Del Potro consiguió saldar varias deudas pendientes el fin de semana en Croacia y puede haber recibido el empujón anímico necesario para su esperado regreso a los primeros puestos del ránking en los próximos meses.