El Norte de Castilla

Nicolás Herrero, Javier Herrero, Pablo Alonso, Saúl Verdugo y Muriel Frades, junto a los entrenadores de Espacio Tierra.
Nicolás Herrero, Javier Herrero, Pablo Alonso, Saúl Verdugo y Muriel Frades, junto a los entrenadores de Espacio Tierra. / Antonio Tanarro

Los cinco magníficos de Espacio Tierra

  • tenis

  • Saúl Verdugo, Pablo Alonso, Javier Herrero, Muriel Frades y Nicolás Herrero son las primeras promesas en despuntar del club segoviano de tenis con sede en El Sotillo

Apenas llevan tres años con su escuela de tenis abierta en El Sotillo, pero el Club Espacio Tierra ya comienza a recoger los frutos de un trabajo duro y constante que en poco tiempo les ha permitido convertirse en una referencia tenística en Castilla y León. En 2016 han conseguido firmar una temporada histórica, tanto a nivel individual como por equipos, como demuestran las actuaciones conseguidas por cinco de sus jugadores en el último mes del año. Saúl Verdugo, Pablo Alonso y Javier Herrero lograron hacerse con el título en el Master de Castilla y León, Nicolás Herrero llegó hasta semifinales y Muriel Frades cuajó una notable participación en el Master de Madrid.

Pero lejos de conformarse con lo conseguido hasta el momento, miran al 2017 con ganas de más. «Queremos dar continuidad a estos jugadores que están consiguiendo resultados a nivel regional y nacional con participaciones en torneos internacionales», asegura Ángel de Marcos, uno de los responsables del club segoviano. A largo plazo, la meta dependerá de su esfuerzo e implicación. «Cada uno tiene su objetivo profesional, pero para el club sería bueno contar con algún jugador dentro del circuito ATP» indica De Marcos, quien también señala las becas deportivas en Estados Unidos como una de las ilusiones a lograr por alguno de sus jugadores.

«En los últimos años ha crecido mucho el nivel de los jugadores, pero ahora mismo en España es complicado dedicarte al cien por cien al tenis y poder compatibilizarlo con una carrera universitaria», reconoce Pablo Alonso, quien espera en 2017 lograr una beca en Estados Unidos que también aspira a lograr Muriel Frades. Otros, como Saúl Verdugo o Javier Herrero, apuestan por continuar en España, mejorando su nivel sobre la pista en busca de un hueco entre los mejores del panorama nacional.

Sea cual sea la meta, necesitará de trabajo, esfuerzo e ilusión. Entrenan alrededor de tres horas diarias, dos de tenis y una de preparación física. En algunos casos, a medida que los estudios van requiriendo más tiempo es más difícil la compatibilización de la vida académica con la deportiva, aunque «nada imposible si te organizas bien», declara Alonso.

Un año de éxitos

El pasado año estuvo lleno de logros para los jugadores de Espacio Tierra. Saúl Verdugo (07/08/1998), se proclamó campeón absoluto de Castilla y León a pesar de ser todavía junior, firmando una buena actuación en el campeonato de España, disputando el Challenger de El Espinar y algunos torneos internacionales Futures. Para 2017, su primer año en categoría absoluta, intentará conseguir algún punto en el circuito ATP, con los campeonatos de España y de Castilla y León y el Open de El Espinar como eventos marcados en rojo en el calendario. Fan de Novak Djokovic, se considera un jugador sólido en el fondo de la pista, constante y de pocos fallos, que tiene su principal margen de mejora en el juego de ataque. «Tengo que intentar subir un poco más a la red y definir yo los puntos», declara.

Pablo Alonso (27/09/1999) ha conquistado en 2016 el Master de Castilla y León en categoría junior tras un año irregular, en el que «quizás me marqué unos objetivos demasiado altos jugando varios torneos absolutos». Admirador de Nadal, Djokovic y Federer, afirma que su juego se parece más al del checo Tomas Berdych, con un estilo en el que le gusta llevar la iniciativa. «No me gustan los puntos largos», asegura, señalando las transiciones hacia la red como su principal aspecto a mejorar. A largo plazo, aspira a ganarse la vida con el tenis, aunque indica que «hay que ser realista y ver las distintas opciones».

El año de Muriel Frades (10/11/2000) tampoco ha estado exento de triunfos, tanto en Segovia como en Madrid. En 2017 pasará a categoría junior, donde espera seguir por la misma línea ascendente de los últimos meses para obtener un buen ranking que la permita obtener una beca para estudiar en Estados Unidos. Fan de la alemana Angelique Kerber, la gusta un tenis ofensivo aunque indica que también sabe defenderse en un deporte duro psicológicamente. «En la pista estás sola y no tienes a nadie que pueda entrar por ti si lo estás haciendo mal. Solo depende de ti el mejorar y salir adelante en un partido», asevera.

Los hermanos Javier y Nicolás Herrero llevan el tenis en la sangre, al igual que el resto de componentes de su familia. Javier (21/06/2000) se ha proclamado campeón del Master regional en categoría cadete en un año en el que no pudo ganar el Campeonato de Castilla y León, meta que buscará en 2017 para acudir al Campeonato de España y avanzar rondas. Se considera un jugador agresivo, con el mayor margen de mejora en su ritmo de juego, «con el que pueda jugar de tu a tu con jugadores mayores que yo». Poco a poco lo está consiguiendo, gracias a los entrenamientos conjuntos que este admirador de Nadal y Gael Monfils realiza con Saúl y Pablo, varios años mayor que él. Por su parte, Nicolás (31/08/2002) aspira a repetir los éxitos que ha logrado su hermano en cadetes, categoría a la que da el salto en la nueva temporada y en la que ya ha competido en varios torneos.

Temas