SRugby

Los técnicos vaticinan igualdad en el derbi vallisoletano

Juan Carlos Pérez y Diego Merino./ H. Sastre
Juan Carlos Pérez y Diego Merino. / H. Sastre

Diego Merino y Juan Carlos Pérez preparan el encuentro que puede decidir el primer clasificado de la fase regular

V. BORDAValladolid

ejores galas para albergar un nuevo derbi vallisoletano entre el VRACQuesos Entrepinares, líder de la Liga Heineken y que actuará como local, y el SilverStorm El Salvador, segundo en la tabla a un solo punto. Los dos equipos más regulares de la competición. El Quesos, que no ha perdido esta temporada, y el Chami, que solo cayó de un punto en el derbi de la primera vuelta. La primera plaza de la fase regular está en juego, al menos una porción importante de la misma. Los dos técnicos, el quesero Diego Merino y el albinegro Juan Carlos Pérez, auguran un duelo igualado en función de la clasificación y el buen momento de ambos quinces. Los dos entrenadores preparan sus piezas para un partido en el que ambos clubes se juegan el predominio en el rugby vallisoletano, al menos hasta la final de la Copa del Rey que acogerá dentro de dos meses la capital valenciana. Los dos banquillos ya viven intensamente este nuevo duelo de rivalidad local.

Contenidos relacionados

Merino asegura que «la clasificación lo dice todo y el nivel de juego de ambos equipos, también. Se enfrentan los dos mejores. Ambos estamos haciendo las cosas bien. Puede ser decisivo para resolver el equipo que ocupará la primera plaza en la fase regular».

El entrenador del VRAC vaticina un derbi tan igualado como el de primera vuelta. «Si jugamos finalmente las dos las semifinales en casa, todo apunta a que el derbi se puede repetir en la final».

Diego Merino no está muy contento de que el derbi llegue después de dos semanas sin competición. «En otro momento, el derbi hubiera sido mejor, pues tanto tiempo sin jugar me parece excesivo. Al menos recuperamos gente y físicamente llegamos bien. Todo el mundo quiere jugar el derbi. Seguramente, estamos ante el más igualado de los últimos años y en el que seguramente se va a decidir el campeón de la fase regular. Quedan aún partidos por delante, pero el enfrentamiento directo puede dejar las cosas decantadas».

El preparador del Quesos destaca que «los jugadores nuevos se impregnan de esa mentalidad de derbi enseguida. Desde el primer entrenamiento de la semana se nota que la gente está más concentrada».

Merino tiene claro cuáles son las armas que el eterno rival va a poner en juego este domingo. «El Salvador es un equipo que siempre nos pone en complicaciones. Busca llevar el partido a su terreno y saca rédito de ello. La incorporación de jugadores y la mayor amplitud de plantilla con la que cuenta esta campaña va a complicarnos todavía más. Tiene cuatro cosas muy claras: una buena defensa, los puntos de contacto son realmente duros, tiene un buen pateador que les hace coger aire cuando es necesario y un touch-maul del que suelen sacar provecho», explica.

Sobre las bajas para este partido, el técnico quesero anunció la ya conocida de Horn, que se pierde la temporada, y la de Pacote Blanco, «en pleno proceso de recuperación», que no será de la partida. Además recupera a Miejimolle y tendrá a su disposición a Eaton.

Controlar las fases estáticas

Juan Carlos Pérez, por su parte, hace hincapié en que el Chami quiere sacarse la espinita de la derrota de la primera vuelta «por el punto –el VRAC ganó de uno– y por el cómo. Dominamos e hicimos un buen partido, incluso fuimos superiores en algunas facetas, pero perdimos. Queremos sacarnos la espina contra un rival que nos pone las cosas difíciles y que nos obliga a ir al mil por cien».

«Llegamos los dos equipos en un buen momento, sin lesiones», prosigue el técnico chamizo. «Será de lo más igualado. Los últimos cuatro o cinco años estábamos parejos en algún derbi, pero ellos eran superiores. Mirabas a los banquillos y las diferencias eran evidentes. Ahora considero que no. Contamos con una plantilla más amplia, con buenos jugadores, y creo que hasta el juego se ha igualado. Ahora podemos hacerles daño de diferentes formas y jugarles de tú a tú. Va a ser un encuentro bonito».

La visión de Pérez sobre el derbi es que se trata de «un encuentro complicado de planear. Estamos ante un partido en el que no puedes mejorar con novedades, porque, incluso si trabajas cosas nuevas, no creo que sorprendas al rival. Estamos preparándolo como cualquier otro choque, pues todo lo que hay alrededor ya le hace notar al jugador que no llega un partido normal. Estamos siendo los dos mejores equipos y este año, además, también los más regulares. Alcobendas es un conjunto tan potente como el nuestro, pero no está siendo regular, algo que sí logramos el Quesos y nosotros».

El entrenador de El Salvador, que califica como positivo el parón que ha habido por la selección para recuperar a jugadores tocados, cree clave que su equipo controle del VRAC «las fases estáticas, en las que son muy poderosos. Su melé y su maul de touch hacen mucho daño. Si no logramos parar esto, problemas. Debemos obligarlos a sacar todo su arsenal, pues en muchos partidos no están acostumbrados porque no lo necesitan. Tenemos que forzarles a ir a situaciones a las que no se encuentran habituados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos