Rugby

El Quesos sufre lo indecible

Leigh Thompson./R. Otazo
Leigh Thompson. / R. Otazo

El Senor Independiente planta cara a un VRAc muy gris y plano, al que salvó la gran actuación de Carrió

EL NORTEValladolid

De inicio no parecía que el partido fuera a presentar las complicaciones que luego le surgieron al VRAC Quesos Entrepinares. Y es que los vallisoletanos abrían el marcador enseguida con un ensayo de Adrián Pescador que no pasaba Tomás Carrió. A pesar de ello, el argentino se iba a convertir en el gran protagonista del encuentro. Primero con un tiro a palos que esta vez sí convertía y, posteriormente, con un ensayo que él mismo transformaba. Para entonces los visitantes habían dejado escapar la opción de ajustar el tanteador errando un par de patadas, una de las cuales se estrellaba en el palo y se marchaba fuera.

32 Quesos

También jugaron: Pablo Miejimolle, José Basso, Guillermo Mateu, Francisco Blanco, Jody Allen y Álvaro Ferrández.

21 Independiente

También jugaron José García y David González.

Marcador
5-0, min. 3: Ensayo de Adrián Pescador; 5-3, min. 8: Transformación de castigo de Mariano García; 8-3, min. 10: Transformación de castigo de Tomás Carrió; 15-3, min. 20: Ensayo y transformación de Tomás Carrió; 18-3, min. 27: Transformación de castigo de Tomás Carrió; 18-8, min. 31: Ensayo de Juan Guido; 18-15, min. 40: Ensayo de Josua Fraser y transformación de Mariano García; 18-18, min. 61: Transformación de castigo de Mariano García; 25-18, min. 67: Ensayo y transformación de Tomás Carrió; 25-21, min. 70: Transformación de castigo de Mariano García; 32-21, min. 80: Ensayo y transformación de Tomás Carrió.
árbitro
Eki Fanlo. Amonestó a Joaquín Domínguez y a David González

El VRAC dominaba, pero lo hacía a tirones y los bisontes se mostraban mucho más efectivos en ataque. Fruto de ello lograban dos marcas por mediación de Juan Guido y Josua Fraser, la última después de un error local tras un traicionero bote. Los vallisoletanos habían desperdiciado una ventaja máxima de 18-3 que prometía tranquilidad durante el segundo acto, pero la reacción cántabra situaba un peligroso 18-15 que obligaba al Entrepinares a reaccionar y a, como mínimo, sumar otras dos marcas para asegurar el punto bonus ofensivo.

En la línea de los últimos minutos del primer acto, el VRAC no convencía en los primeros compases del segundo. De hecho, se llegaron a superar los 20 minutos sin puntos, algo inusual en Pepe Rojo. Senor resistía, pero dejaba vivo al Quesos desperdiciando jugadas clave.

Bulacio rozó el ensayo y Jackman falló una patada, pero la siguiente la asumió Mariano García y puso las tablas (18-18). Quedaban 20 minutos en los que podía pasar de todo y el VRAC estaba lejos de su mejor versión. Ya no sólo corría peligro el quinto punto, sino el triunfo. Existía obligación de concentrarse para evitar indisciplinas y reaccionar.

Merino, como acostumbra, dosificó a los suyos y fue agotando a un Senor sin apenas rotaciones de su técnico. Fue suficiente, aunque no tanto como en otras ocasiones, para acelerar y solventar la papeleta. Tomás Carrió, en una demostración de talento, marcó el duelo con una espectacular acción que anuló al Independiente. Una patada a seguir cuando menos se lo esperaban los santanderinos supuso el tercer ensayo del VRAC.

Los puntos no cerraban del todo el partido y una transformación de Mariano le daba todavía más intriga a la película con 10 minutos por disputarse. Un ensayo le otorgaba el bonus al Quesos, pero la remontada del Senor también estaba a una marca. Los minutos finales, por suerte, se vivieron en campo visitante.

Los pucelanos tiraron de ambición y pasaron de conservadurismo. Así, y ante la desesperación de un Independiente ya superado y que acabó con 13 jugadores, Carrió puso la guinda con una gran jugada colectiva a su gigante actuación.

Fotos

Vídeos