Rugby

El Quesos gana en Gernika un partido embarrado

Era complicado saber de que equipo era cada jugador/
Era complicado saber de que equipo era cada jugador

En un campo impracticable, el VRAC completó una buena primera parte y terminó sufriendo para amarrar la victoria

El Norte
EL NORTEValladolid

El VRAC se libró de males mayores en Urbieta. Y es que cerca estuvo de ceder su primera derrota de la temporada. El barro fue el único protagonista de un duelo en el que el Quesos cumplió con creces durante el primer acto y sufrió en exceso durante el segundo. Cierto es que cada mitad fue para el equipo que atacaba en el lado donde el estado del césped favorecía, aunque mínimamente, a la práctica del rugby. Al comienzo del encuentro ganar con bonus era onírico visto el percal, pero dos ensayos lo hacían viable al intermedio. Sin embargo, el VRAC terminó pidiendo la hora y celebrando que se había salvado la papeleta. Era un día para salir vivos y como líderes de Urbieta. Ya habrá días para más exigencias.

8 Gernika

Bruno Postiglioni, Eder Martínez, Nicolás Nahuel Jurado, Juan Cruz Guzmán, Andoni Larrabeiti, Francisco Luis Montes, Lionel Wiremu, Mateo Bast, Iker Olaeta, Santiago Manuel Viaña, Xabier Albizua, Carlos Zavala, Facundo Epinal, Joaquín Palisa y Federico Llanos. También jugaron: Eskolar, Ortiz, Mercanti, Zabala y Es Saheb

13 Vrac

Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Jody Allen, Daniel Stöhr, Kalo Gavidi, Jose Basso, Carlos Valentín-Gamazo, Nathan Paila, Ignacio Morchón, Álvaro Ferrández, Pedro de la Lastra, Gareth Griffiths, Alvar Gimeno, Fede Casteglioni y Wessel-Bell. También jugaron: Álex G. Müller, Blanco, Casañas, Eaton y Mateu

Anotación:
0-7, min. 20: Ensayo de Jose Basso y transformación de Gareth Griffiths; 3-7, min. 26: Transformación de castigo de Iker Olaeta; 3-14, min. 36: Ensayo de Kalo Gavidi y transformación de Gareth Griffiths; 8-14, min. 45: Ensayo de Joaquín Palisa.
Árbitro:
Alhambra Nievas
Incidencias:
Partido correspondiente a la Jornada 14 de la DH 2017/2018 disputado en Urbieta

El comienzo del encuentro obligó al Quesos a adaptarse sin mucha dilación a las condiciones que le acompañarían durante los próximos 80 minutos. El equipo pasó de la nieve y la copiosa nevada que cayó durante el partido de la semana anterior frente al Hernani a la intensa lluvia que prácticamente no cesó durante ningún momento del duelo frente al Gernika. El rival, mucho más acostumbrado a la situación, sabía por donde moverse y cómo moverse.

Al VRAC le costó, pero la consigna de apretar arriba buscando complicar la salida del oval al Gernika y buscar el empuje de los últimos metros fue efectivo. El primer ensayo vallisoletano llegó por medio de Jose Basso en el minuto 20. Hasta entonces, resbalones, caídas, pérdidas y un juego escurridizo por las circunstancias, que impedían incluso diferenciar a ambos equipos. Los locales respondieron con un castigo pasado por Olaeta pero, con la misma fórmula que en el primero, presión e insistencia hasta posar, Gavidi puso el 3-14 al descanso.

El asueto enfrió al Quesos, que no volvería a sumar ningún punto hasta el final del partido. Los de Merino se atascaron y apenas pisaron veintidós contraria. Tampoco las rotaciones, que dejaron el debut del argentino Sacha Casañas, surtieron el efecto deseado. Llegó un momento que el equipo supo apreciar los cuatro puntos que terminaría sumando y decidió priorizar la defensa al riesgo de marchar casi de vacío de Urbieta. Gernika ensayó por medio de Palisa, el VRAC respiró aliviado al no colarse entre palos la transformación, y resistió 35 minutos de reloj hasta que Alhambra Nievas señaló el final de un partido que deja una conclusión positiva: ya pasó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos